A una nena le detectaron un tumor mortífero, pero desapareció al poco tiempo: los médicos no pueden explicarlo

El pasado mes de junio los médicos diagnosticaron a Roxli con un tumor cerebral inoperable, llamado glioma pontino intrínseco difuso (DIPG).

Roxli Doss, de 11 años, tenía un tumor cerebral inoperable se curó y los médicos, desconcertados, no tienen una explicación alguna.

De acuerdo con información de 12 News, el pasado mes de junio los médicos diagnosticaron a Roxli con un tumor cerebral inoperable, llamado glioma pontino intrínseco difuso (DIPG).

La doctora Virginia Harrod de Dell Children’s hospital dijo que, se trata de una rara enfermedad que causa “disminución de la capacidad para tragar, a veces pérdida de la visión, disminución de la capacidad para hablar, y eventualmente dificultad para respirar”

La niña pasó semanas en tratamientos de radiación y todo lo que sus padres, Gena y Scott Doss, pudieron hacer fue pedir un milagro. Y lo consiguieron.

Harrod confesó: “Cuando vi por primera vez la resonancia magnética de Roxli, fue realmente increíble”. “El tumor es indetectable en la resonancia magnética, que es realmente inusual”, agregó.

La agradecida familia dijo en entrevista al poratl KHOU que continuarán observándola de cerca y sometiéndola a tratamientos como medida de precaución.

Comentários no Facebook