Bariloche: Desalojaron a los mapuches que tomaron tierras en lago Mascardi

Un amplio operativo de fuerzas federales de seguridad desalojó este jueves a la mañana a la comunidad mapuche que se instaló hace dos meses en la zona del lago Mascardi, en el Parque Nacional Nahuel Huapi, y resultó en las detenciones de cinco mujeres y cuatro menores de edad, según se informó oficialmente.

Se trata de la Lof (comunidad) Lafken Winkul Mapu, creada en Villa Mascardi –a 30 kilómetros al sur de Bariloche- por alrededor de 30 mapuches que reivindican allí su territorio ancestral, a los que anoche funcionarios del juzgado federal de Bariloche emplazaron por última vez a abandonar el lugar, anticipándoles que serían desalojados por la fuerza.

Hoy a las 5.30 comenzó el desalojo ordenado por el juez federal Gustavo Villanueva, con el despliegue de más de 300 efectivos de Gendarmería, Policía Federal y Prefectura Naval, con lanchas, semirrígidos y motos de agua en el lago Mascardi, un helicóptero, drones y numerosos móviles.

La primera medida fue el corte total del tránsito por la ruta nacional 40, en un sector de 60 kilómetros antes y después del lugar del operativo, lo que originó caos y una gran aglomeración de vehículos de ambos lados.

El operativo continuó con el ingreso por tierra y por aire al predio ocupado por los mapuches.

A las 11 se retiraron varios móviles policiales, y un celular de la policía federal trasladó a los detenidos a Bariloche, donde fueron alojados en la sede de la Policía Federal, para luego liberar el paso de vehículos en la ruta.

En ningún momento del proceso hubo información oficial, ni del juzgado ni de las fuerzas, y sólo la defensora federal Roxana Fariña informó a Télam que dos mujeres, una de ellas con un niño de un año, fueron trasladadas al hospital para descartar lesiones.

Fuentes de la investigación informaron que resultaron heridos dos policías federales, un hombre con una quebradura de tabique nasal y una mujer con lesiones menores, quienes fueron trasladados a Bariloche para su atención.

Además, indicaron que todo el procedimiento fue comandado en el lugar por el jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Roncaglia, y por el secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas, del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gonzalo Cane.

La concejal local Ana Marks, quien ingresó a la comisaría junto con los detenidos, dijo a Télam que las mujeres derivadas al hospital “fueron golpeadas” en el procedimiento, y precisó que entre los menores de edad el más chico es el de un año, quien dentro de la comisaría estuvo todo el tiempo llorando al cuidado de un abuelo no detenido, una chica de 10 años y otras dos adolescentes.

Luis Pilquiman, de la Coordinadora Mapuche de Río Negro, agregó que al comenzar el desalojo había varios hombres en el lugar, pero no tienen información si fueron detenidos o escaparon del procedimiento.

“Es otro acto del Estado nacional contra el pueblo mapuche, hasta anoche quisimos evitar esta acción represiva y proponiendo solución mediante el diálogo. Hablamos con directivos de Parques Nacionales y del (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) INAI, pero el poder político no estuvo a la altura”, dijo Pilquiman a Télam.

Agregó que en el desalojo los uniformados secuestraron “elementos de labranza, colchones y cosas personales, que descargaron en la comisaría”, y criticó el accionar policial que “no brindó información sobre el estado de los detenidos”.

Una integrante de la comunidad –que no se identificó- indicó que “también hubo disparos” y anticipó que mañana intentarán entrevistarse con el intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi, Damián Mujica, para continuar insistiendo en el reclamo de un espacio para el “desarrollo espiritual” mapuche.

Al respecto, Pilquiman explicó que “el objetivo de esta recuperación es posibilitar el trabajo de una machi (médica y referente espiritual), que ya estaba en el lugar y no saben si fue detenida o no”.

Por otra parte, la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) informó que las cuadrillas de la entidad ingresaron al lugar para restablecer el servicio a cinco domicilios de Villa Mascardi, tarea que los mapuches no les habían permitido antes, y señalaron que investigan si fue un sabotaje o no para informar al juzgado federal.

Comentários no Facebook