Bariloche: Semana clave para el futuro de Catedral

El Concejo debe resolver si las más de 3.000 firmas en contra de la prórroga de la concesión son válidas y si el proceso cumple con los requisitos legales.

El bloque de Juntos Somos Bariloche en el Concejo Municipal comenzó a sopesar qué curso corresponde darle a la iniciativa popular presentada por miles de personas que se oponen a la extensión del contrato del cerro Catedral con la empresa Alta Patagonia (Capsa) y piden un llamado a referéndum. La semana próxima tiene que haber definiciones, porque el plazo para resolver por la aceptación o el rechazo de la iniciativa vence el lunes 7 de mayo.

El presidente del Concejo, Diego Benítez, dijo que deben evaluar si los firmantes de la presentación son suficientes y si también se cumplen los requisitos de contenido.

En relación a esto último, existen varias objeciones que el oficialismo podría tomar como razón suficiente para desechar de plano la iniciativa popular y mandarla al archivo.

Pero Benítez admitió que una decisión así podría servir de plataforma a la oposición para nuevos planteos que posterguen la firma del contrato de Catedral. Dijo en consecuencia que buscarán manejarse “con cautela”, y evitó dar otras precisiones.

Todo indica que no habrá mayor claridad sobre el tema hasta la próxima reunión comisión Legislativa, después del doble feriado de mañana y el martes.

En los últimos días quedó confirmado que de las firmas presentadas hay más de 3.100 que son válidas, lo cual supera por 400 el número mínimo requerido.

Pero también llegó al escritorio de los concejales un dictamen de la asesora letrada del Deliberante, Julieta Rocha, que descalifica la iniciativa popular por que dispone abrogaciones “genéricas” de otras ordenanzas y porque buscaría alterar el canon de concesión en el cerro Catedral y la Carta Orgánica prohíbe expresamente usar ese instrumento de participación para legislar en temas tributarios.

Si el proyecto de los firmantes resultara aprobado se transformará en ordenanza de manera inmediata, una posibilidad que está descartada. Si es rechazado, el Ejecutivo quedará obligado a abrir un registro de firmas, que en caso de llegar al 10% del padrón en el plazo de un mes precipitará el llamado a referéndum.

Benítez comparó la situación con la generada en torno de la tasa al turista, cuando un grupo de hoteleros y cabañeros presentó casi 11 mil firmas de rechazo, que fueron desechadas por el Concejo.

El concejal del Frente para la Victoria Daniel Natapof dijo que el ejemplo no es comparable porque “aquella vez estaban certificadas las planillas y esta vez la certificación es de cada firma, una por una”.

Dijo que si el proyecto de ordenanza que impulsan por iniciativa tiene defectos técnicos deben ser salvados, pero “de lo que se trata es de aceptar la voluntad popular”.

Opinó que “los vecinos no tienen por qué manejar la técnica legislativa ni los detalles jurídicos”.
“Lamentamos esta nueva demora e impedimento para concretar la ejecución del Plan de Inversiones y Modernización”.

Pronunciamiento de Catedral Alta Patagonia (Capsa)
La empresa Capsa salió a reclamarle a la Justicia que revea la orden que le dio al Municipio de que se abstenga de firmar el acuerdo.

Comentários no Facebook