Chubut | Escribanos encontra del impuesto a la herencia que promueve el Gobierno provincial

Irían a la Justicia si se aprueba el impuesto.

El bloque legislativo de Chubut al Frente se reunirá hoy con el Colegio de Escribanos de la Provincia, que les pedirán que no aprueben este miércoles el Impuesto a la Transferencia Gratuita de Bienes, que impulsa el Gobierno de Mariano Arcioni.

El Gobierno busca que los chubutenses paguen un impuesto a la herencia de todo tipo de bienes que estén emplazados ya sea dentro o fuera de la provincia. Los escribanos cuestionan que este impuesto es «regresivo» y «confiscatorio», porque perjudica sobre todo a los ciudadanos de «escasos recursos», que no podrán recibir una vivienda, un auto o bien cobrar un seguro de vida o de desempleo.

Hasta anoche el oficialismo no tenía asegurado el mínimo de 14 votos propios que necesita para sancionar este impuesto, que también genera resistencia en diversos foros de abogados de la provincia.
Según fuentes del bloque Chubut al Frente, este impuesto a la herencia es la única ley que todavía genera dudas de las que integran el paquete de medidas que promueve el gobernador Arcioni para compensar los desequilibrios fiscales. Los tres diputados madernistas se reunieron ayer en Trelew para evaluar si acompañarán este proyecto.

La iniciativa es similar a la ley que aplicó el ex gobernador Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires en 2010. Desde el Colegio de Escribanos repararon que en Buenos Aires «se dilataron las sucesiones» desde que comenzó a aplicarse esta medida. Este impuesto también se aplicó en Entre Ríos, pero los diputados derogaron la ley, frente a una sentencia de inconstitucionalidad. Y adelantaron a EL CHUBUT que, en caso de aprobarse el proyecto en la Legislatura provincial, irán a la Justicia porque consideran que es inconstitucional.

«IMPUESTO REGRESIVO»
El Colegio de Escribanos de la Provincia acusó que este impuesto violenta principios constitucionales y es «confiscatorio» puesto que se aplica desconociendo los alcances del patrimonio de los ciudadanos. Además, los escribanos plantean que hay una «doble o múltiple imposición de impuestos» porque pasan por alto que el titular del bien que se transfiere ya tributó impuestos durante toda su vida.

Al igual que los abogados de Puerto Madryn, los escribanos pronosticaron que si se aplica este impuesto muchos procesos judiciales de transferencia de bienes van a quedar sin regularizar su situación o directamente se verán abandonados, debido a los altos costos que tendrán que afrontar los ciudadanos.

Desde la comisión del Colegio de Escribanos, indicaron a este diario que lo más grave de este impuesto es que no está dirigido «a la clase alta o aquel que dispone dinero suficiente, no discrimina en cuanto al poder adquisitivo de los ciudadanos, y por lo tanto afecta más a los que menos tienen».
Los escribanos plantearon con mucha preocupación que este impuesto va a traer complicaciones en especial «a aquellas personas que reciban una vivienda del IVP o un automóvil, que no van a poder pagar el proceso y quizá les convenga desprenderse del bien».

También directivos del Colegio señalaron que «los padres que quieran transferir en usufructuo alguna propiedad a sus hijos antes de fallecer, van a tener que pagar un impuesto por la cantidad de años que dure este, que es carísimo». Además, puntualizaron que la ley dice que los bancos no podrán depositar ni transferir dinero de los seguros a los beneficiarios, si no tienen constancia de que pagaron el impuesto.

En resumidas cuentas, los directivos del Colegio de Escribanos argumentarán en la reunión de hoy con los diputados oficialistes que «este impuesto es agresivo contra el patrimonio de las personas. Las personas que menos van a recibir, que son las que más lo necesitan, van a cobrar el seguro disminuido, la herencia y la casa la van a tener que vender para pagar una sucesión, y si quieren transferísela antes de morir tienen que pagar por año carísimo», concluyeron.

Fuente: El Chubut

Comentários no Facebook