Comodoro | Dejó a su hermano en terapia intensiva y pide domiciliaria

El día lunes se concretó la audiencia de revisión de la prisión preventiva solicitada por la defensa de Angélica Cárcamo en relación al hecho acontecido el 18 de noviembre, que la tiene como coimputada junto a Ángel Brizuela.

El domingo 18 de noviembre, fue la noche que golpearon salvajemente al hermano de la mujer, quien 10 días después permanece en estado grave, internado en el Hospital Regional. La defensora solicitó el arresto domiciliario, mientras que la funcionaria de fiscalía se opuso.

En un primer momento la defensora, en virtud de la prisión preventiva por 15 días que le fuera dispuesta en la audiencia de control a su representada, solicitó que se morigere dicha medida por otra que consideró “igual de eficaz, pero menos gravosa”, como el arresto domiciliario.

Fundó su pedido en el artículo 10, inciso F del Código Penal de la Nación que establece que “podrán, a criterio del juez competente, cumplir la pena de prisión en detención domiciliaria la madre de un niño menor de 5 años…”.

La defensora también invocó la Convención sobre los Derechos del Niño, de jerarquía constitucional, donde se dispone que el “Estado se compromete a velar que el niño no sea separado de sus padres”.

Por último, la defensa argumentó la “no trascendencia de la pena a terceras personas y el estado de inocencia de toda persona en proceso”.

En contraposición, la funcionaria de fiscalía se opuso por considerar que “sus fundamentos no son suficientes para revocar la decisión de la jueza” que dispuso la prisión preventiva de Cárcamo en la audiencia de control de detención.

“La menor referida por la defensora se encuentra a cuidado de familiares, contenida y resguardada”, sostuvo la funcionaria, para resaltar que “hay testigos que sienten temor y el hecho investigado es sumamente grave, encontrándose vigentes los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación”.

Por ello planteó su oposición al pedido de la defensa de morigerar la medida de coerción que pesa sobre Cárcamo y pidió se mantenga la prisión preventiva de 15 días que le fuera dictada en la audiencia de control.

Finalmente la jueza penal resolvió diferir la resolución otorgando 24 horas a la defensora para que acredite con prueba documental su planteo, calificando como atendible lo manifestado por la defensora, pero la misma no fue acompañada de prueba documental, ni de un informe social.

Por otra parte, la fiscalía sostiene que hay familiares que pueden hacerse cargo de la menor en distintos horarios.

Presidió el acto Gladys Olavarría, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Patricia Rivas, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Cárcamo fue ejercida por Viviana Barillari, defensora pública. El fiscal a cargo de la investigación es Adrián Cabral.

AMENAZO A SU HERMANO

El hecho investigado ocurrió el domingo 18 de noviembre, a las 22 aproximadamente, cuando María Angélica Cárcamo junto a su pareja Ángel Brizuela concurrieron a bordo del rodado Ford Ka al domicilio de la víctima (hermano de la imputada) y su pareja, ubicado en calle Miguel Briante al 300, del Barrio Cordón Forestal.

Una vez allí ambos descendieron del auto y Angélica comenzó a aplicar golpes con un palo de hacha o picota rompiendo los cristales del rodado VW Voyage propiedad de su hermano. Ante ello la víctima intervino a fin de evitar que su hermana continuara causando daños en su rodado. Fue entonces cuando intervino Ángel Brizuela forcejeando con la víctima, arremetiendo junto a Angélica contra la humanidad de la víctima, aplicándole golpes con el palo y al menos dos estocadas en la zona abdominal comprometiéndole órganos vitales, escapando una vez que hirieron a la víctima.

Debido a la lesiones sufridas por la víctima, su pareja decidió trasladarlo hasta el Hospital Regional, donde ingresó rápidamente a Cirugía, practicándose las primeras prácticas de curaciones y suturas, encontrándose hasta el momento internado en el Área de Terapia Intensiva con pronóstico de alto riesgo de vida.

Comentários no Facebook