Comodoro | La Justicia otorgó libertad condicional a abusador de su hija de dos años

La madre de la nena abusada denunció que no le dictaron ningún tipo de medidas adicionales, y que el abusador vive cerca de un Jardín de Infantes. Relató que el hombre había sido condenado a 8 años de prisión, y este martes, la Justicia decidió otorgarle el beneficio de libertad condicional.

Según la madre de la niña, el aberrante hecho tuvo lugar en junio de 2014, cuando Valentín A.H. «abusó sexualmente» de su propia hija. La mujer relató que el hombre reconoció haber abusado de la nena de tan sólo de 2 años, y tras un juicio abreviado el Tribunal lo condenó a 8 años de prisión.

En declaraciones a El Comodorense Radio, la madre de la menor señaló que, si bien desde el Ministerio Púbico Fiscal le habían avisado que el padre y violador de su hija iba a ser beneficiado con libertad condicional, eso sucedería a fin de este año. Sin embargo, la madre indicó que Valentín A.H. fue liberado este martes, y según denuncia, «le dieron libertad condicional, sin ningún tipo de medidas de seguridad», agregando que -además- el hombre reside muy cerca de un Jardín de Infantes.

«Habíamos acordado en un juicio abreviado ocho años de sentencia, a cumplirse completa, pero ya el año pasado comenzó a tener salidas transitorias. En mayo pedí que le pongan una pulsera electrónica para saber por donde andaba en todo momento. Pero la pulsera nunca llegó», recordó la mujer a El Comodorense Radio.

«Luego le volvieron a permitir salidas transitorias con custodia en la puerta, pero eso se debe haber cumplido tres meses nada más. Tenía 6 horas. Eso se lo sacaron y en un par de mesees más se le otrotgaron salidas por 24 horas divididas en 4 veces al mes, y un par de meses más le dan condicional sin ninguna medida, sin tobillera ni nada», agregó.

«El 16 de junio se le hacen 5 años, se le restaron meses por haber terminado la secundaria, pero le quedan 3 años todavía», remarcó.

Con la voz quebrada, la mujer expresó su temor ya que «está viviendo en el barrio Veteranos de Guerra (Km.8), a menos de 100 metros del Jardín de Infantes donde van mis sobrinos». «Tengo miedo, porque la Justicia no está de mi lado», aseguró.

«Pido que la Justicia o alguien tenga control sobre él. Porque una persona así nunca cambia, no me importa lo que diga el licenciado de los informes psicológicos. Tengo miedo por los chicos, por mis sobrinos. Lo dejan vivir a metros de un Jardín. Yo pido que le pongan la tobillera, porque el no se puede acercar a 200 metros de mi, pero vive a 400 metros de la casa de mi madre. ¿Y que pasa si me lo cruzo en un supermercado?», expresó.

«Tengo dos hijos con él, que están con tratamiento psicológico. Siempre el beneficiado es él, a la familia no se la apoya. El nos arruinó. Estoy cansada de presentarme a en tantos lugares, tantas audiencias, y yo salir con la cabeza gacha y que él se me sonría», se lamentó.

«No me importa salir por todos los medios, decir mi nombre, su nombre, me escondí más de 4 años y no se a quien acudir para que alguien me escuche y me ayude. Necesito una solución para todos, porque en el barrio hay muchos niños, él tiene 13 sobrinos. Simplemente pido que se tenga un control sobre él, porque allá en el 8 ni siquiera pasa un patrullero», finalizó la mujer.

Comentários no Facebook