Corcovado | Ariel Molina: “El gobernador pasó muchos empleados a planta y le hacen paro, hay que ser más agradecidos”

Aseguró que habla con los trabajadores estatales “pidiéndoles que vuelvan al trabajo porque a esto los sacamos adelante entre todos”. Y advirtió que a la crisis financiera la generó el exgobernador Martín Buzzi. Calificó como “una locura” impulsar un juicio político para Mariano Arcioni.

El intendente Corcovado, Ariel Molina, comentó que se está ocupando de dialogar con trabajadores estatales, pidiéndoles “que vuelven a sus lugares de trabajo, porque a esto lo sacamos adelante entre todos, caso contrario será imposible”.

Reflexionó que el gobernador “pasó a muchos empleados a planta y ahora esos mismos trabajadores le hacen paro. En la vida hay que ser más agradecidos”.

Ha conversado con docentes y hoy lo hará con personal del Hospital. Dijo que los docentes autoconvocados decidieron seguir con las medidas de fuerza, mientras los operarios de la Brigada de Incendios están trabajando en su totalidad.

Molina llamó al sentido común, y no seguir con el bloqueo a la playa de tanques de YPF en Comodoro Rivadavia, finalmente levantado. Puntualmente en el caso de su localidad, indicó que no pudo movilizar los vehículos del municipio por falta de combustible, y en pocos días más no habrá tampoco para la generación de electricidad a los vecinos.

Consideró que tampoco es que se les están adeudando varios sueldos a los estatales, más allá del justo reclamo, y afirmó que el problema financiero de la Provincia,no lo provocó el gobernador Mariano Arcioni. “Es deuda dejada por Martín Buzzi. Este mes se vencen 2.000 millones de pesos, y el mes próximo otros 2.000”, explicó para subrayar que el mandatario fue muy sincero en la exposición sobre la situación de Chubut.

El intendente de Corcovado insistió con la falta de abastecimiento de combustibles, y anticipaba que de no ser liberada la salida de camiones en Comodoro Rivadavia, en dos días más la localidad se hubiese quedado sin suministro de energía. “Cuando se perjudica a otros, ya no estoy de acuerdo. Si se toman medidas, hay que pensar en el otro”, sostuvo.

También se refirió a las consecuencias financieras que pueden afectar a los municipios, aunque en lo que corresponde a su gestión, Molina aseguró que desde el primer día lleva una economía austera, con números equilibrados, e incide en que la Municipalidad no tenga mayores problemas, y cumple con el pago delos sueldos al personal en tiempo y forma.

Calificó de “una locura” los intentos de impulsar el juicio político a Arcioni por el atraso en el pago de los sueldos por algunos días, cuando está el ejemplo de Santa Cruz, que en su momento llegó a adeudar seis meses de salarios a los empleados estatales.

Comentários no Facebook