Economía | La fábrica de galletitas Tía Maruca está al borde de la quiebra: puede haber 400 despidos

La empresa, radicada en San Juan, tiene graves problemas financieros a causa de la crisis económica que atraviesa el país.

Tía Maruca, la famosa fábrica de galletitas, se encuentra atravesando una fuerte crisis económica y financiera y podría cerrar. Fundada hace 22 años, tiene su planta en la provincia de San Juan y cuenta con 400 trabajadores que hoy se encuentran cobrando los sueldos atrasados y aún no les pagaron el aguinaldo.

Su dueño, Alejandro Ripani, fue el mismo que en 2017 salvó a esos empleados de quedarse en la calle: PepsiCo había anunciado que dejaría de operar esa planta y él invirtió U$S5 millones para comprarla.

“Sólo me atrasé 5 días en pagar el aguinaldo y los sueldos los pago de a poco, pero ya normalicé las obras sociales”, señaló Ripani a BAE Negocios:

“Los principales problemas son el «aumento de insumos, suba de los servicios, haber confiado en un modelo económico con tasas de 13% que hoy están a 80% y las rigurosas condiciones de ARBA y AFIP, es muy difícil todo”, agregó.

Sin embargo, según los registro del BCRA, a la fecha la empresa posee una deuda bancaria de poco más de $133,7 millones, de los cuales el 12% (poco más de $15,6 millones) está en situación 3 “con problemas/riesgo moderado” y el 4% ($5 millones) en situación 5 con alto riesgo de insolvencia/ riesgo alto”. Además tiene más de 500 cheques rechazados por un total de $127,8 millones.

Por su parte, el subsecretario de Trabajo de la provincia Roberto Correa Esbry dijo en declaraciones a AM 1020, que “no hay denuncia laboral todavía”, pero que está “al tanto de la situación de conflicto que hay con el atraso en el pago de los sueldos”. “Estamos apostando a cuidar las fuentes laborales y que se siga sosteniendo la firma”, aseguró.

Comentários no Facebook