Epuyén | Hantavirus: «El pueblo está asustado y con miedo»

Lo admitió el intendente de Epuyén, Antonio Reato y afirmó «el virus no está en el aire. Epuyén no está cerrado; funciona».


El intendente de Epuyén, Antonio Reato, diálogo con RADIO 3 notablemente conmovido, respecto a la situación que atraviesa la localidad ante el brote de hantavirus, las perdidas y la decisión de suspender todas las actividades grupales en espacios cerrados municipales por 40 días.

El Intendente indicó que “son jornadas muy difíciles, uno jamás se las espera cuando aspira estar en esté función. En función de lo que ha estado pasando, decidimos hacer un protocolo -porque- tenemos que tomar medidas serias, esto va cambiando día a día. Lo que ayer parecía obvio, hoy no lo es. El lunes tuvimos un panorama, trabajamos en consecuencia y ayer tuvimos que hacer todo distinto, porque cambió todo”, explicó.

Sostuvo que la situación “la verdad, es muy difícil. Tenemos esperanzas que con estas medidas podamos llegar a solucionar y aislar el virus. Estamos trabajando muy fuerte de la mano de la gente de Salud, que es a quien nos entregamos -pero- es un fenómeno nuevo, que estamos descubriendo día a día”, subrayó.

De esta forma, remarcó que en la localidad cordillerana se encuentran “los mejores científicos de la provincia y el país trabajando”. Expresó que espera, que con estas medidas dispuestas por el Municipio por 40 días, “de una vez por todas, esto nos devuelva la paz. (Epuyén) es un pueblo que está asustado, con miedo”.

De esta forma, las medidas dispuestas por 40 días, se refieren a la suspensión de actividades en el Gimnasio Municipal, en la Dirección de Cultura, el Auditorio, la Capilla, los Centros de Jubilados y la Sala Velatoria.

En la resolución también se recomienda a la población extremar medidas de prevención y evitar actividades grupales y colectivas en espacios cerrados como: conciertos, peñas, reuniones y eventos religiosos en iglesias.

Asimismo, la resolución del Municipio establece la suspensión de “todas las actividades grupales en espacios institucionales provinciales, a excepción de las dependencias del Ministerio de Salud”.

“Reducimos el horario de atención al público, pedimos que se use barbijo”, añadió Reato.

Reconoció que si bien la medida aislamiento, que consiste pura y exclusivamente en el uso de barbijo, “es muy antipático y hasta casi discriminatorio, pero pido a cada vecino que ha tenido este problema, que ha perdido seres queridos; que entiendan que tienen que hacerlo por sus propios medios”, transmitió el Intendente.

Si bien esto “es molesto, es autoayuda”. Reato explicó a RADIO 3 que la medida de utilizar el barbijo se tomó porque “hay sospecha que ciertas personas deberían estar asiladas, pero no usan el barbijo y salen, entonces cada uno decidió cuidarse por su propia cuenta”.

Además explicó que para las personas aisladas, la situación “les genera alguna situación incómoda, sintiéndose discriminados. Por ello, es que hemos empezado a usar barbijos todos, para estar en igualdad y cuidarnos”.

Respecto al virus en sí, el Intendente remarcó que “está claro que el virus no está en el aire”, y que en un principio “no creímos que era para tanto. Cuando empezó esto y hasta los primeros fallecidos, era una cuestión que ahí se terminaba. No fue mala voluntad de los profesionales que están trabajando, sino que se pensaba que estábamos en presencia del virus que no contagia”, reconoció.

Reato, explicó que “hasta que (los profesionales) cayeron en la cuenta que se contagiaba, hizo que se desparramara más de la cuenta”. Sin embargo, “siento que están poniendo todo de sí: Área Programática Esquel, Salud, el Hospital, el Instituto Malbrán. Se ha hecho todo lo posible”.

Sostuvo que entiende a “aquel que perdió un ser querido. Está mal y se siente como que alguien le falló, pero esto no se buscó, nadie lo hubiera esperado”, por lo cual invitó a “quien tenga dudas de cómo se trabaja, o los familiares de fallecidos o internados; que se acerquen y charlen, están muy predispuestos los profesionales y nosotros acá en el Municipio”.

En cuanto a la labor diaria del Municipio, el mandatario local sostuvo que “estamos trabajando ha muy bajas revoluciones -ya que- hemos perdido empleados municipales, hay otros con aislamiento y otros con certificado psicológico. Por eso tengo que agradecer a los que están, porque están poniendo mucho para que esto siga funcionando y podamos atender a quienes están preocupados y necesitan algo. Epuyén no está cerrado; funciona”, enfatizó.

Finalmente, indicó que “estamos haciendo una evaluación con los prestadores turísticos, despacio y en la medida que podamos; pero los daños son muy importantes (en todas las actividades) -pero- hay mucha fortaleza en Epuyén y vamos a salir”, concluyó.

Comentários no Facebook