Fernández explicitó finalmente su respaldo político a la apertura minera en Chubut y Mendoza

El presidente Alberto Fernández terminó por dejar sentada su posición política acerca de la controversia por la explotación minera en Chubut y Mendoza, provincias que mantienen vigentes leyes que la prohíben y en las que existen movimientos de rechazo como el No a la Mina surgido en Esquel hace casi dos décadas. «En Chubut hemos logrado que en la zona de la meseta podamos explotar oro y plata», aseveró.

Fernández participó hoy del almuerzo de fin de año de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y en ese marco se refirió a la minería en las dos provincias donde existen prohibiciones y dio por sentado el avance de la actividad tanto en Chubut como en Mendoza.

«En Mendoza logramos que salga una ley para que se involucre en la explotación minera y en Chubut hemos logrado que en la zona de la meseta podamos explotar oro y plata. Allí está nuestra riqueza y eso es abrirnos al mundo con inteligencia», manifestó el presidente.

Sobre la actividad minera en diferentes puntos del país, Fernández sostuvo que «laminería es un tema primordial. Hablaba con Gerardo Morales (gobernador de Jujuy) y le decía que quiero ir a Jujuy a un yacimiento de litio y tenemos que construir una empresa para venderlo como producto elaborado; lo mismo con el silicio».

Frente a los máximos empresarios nacionales, el primer mandatario sostuvo que «Apelo a que ustedes sigan invirtiendo y creyendo en el país; no tengan duda de que lo vamos a poner de pie. Mil veces nos caímos y nos levantamos. Lo ideal sería que sea la última vez que nos caigamos. Tendríamos que ser expertos en crecer juntos, no en caernos y levantarnos. Sé que muchos están haciendo un esfuerzo en ese sentido».

Fernández consideró que «es un momento oportuno para dialogar con las grandes empresas argentinas porque tenemos que volver a poner de pie a la argentina y eso no lo hace solo un gobierno sino también los que trabajan, emprenden, invierten» y recordó que nuestro país «está en una etapa de desigualdad enorme».

Sobre la explotación de los recursos naturales, especialmente los hidrocarburíferos no convencionales de Vaca Muerta, expresó que «En materia económica no pretendo un estado intervencionista; quiero crear un Estado inteligente que equilibre las desigualdades en los mercados, que dé garantías a los que invierten. Claro que Vaca Muerta es algo primordial si sabemos que allí hay fuentes de recursos para el futuro».

Comentários no Facebook