Lago Puelo | Movilización: Vecinos salieron a apoyar al intendente Raúl Ibarra

Fue una movilización inédita en la historia reciente de la ciudad. Recordemos que la Carta Orgánica recientemente sancionada le impide ser candidato y deberá dejar el cargo la próxima semana en razón de haber sido funcionario de la última dictadura militar.

En una movilización inédita en la historia reciente de Lago Puelo, cientos de vecinos salieron esta tarde a apoyar al intendente Raúl Ibarra, jaqueado por la Carta Orgánica recientemente sancionada, donde se le impide ser candidato y queda conminado a dejar el cargo la próxima semana en razón de haber sido funcionario de la última dictadura militar.

“Digo a todos los que me votaron y a los que no me votaron: voy a seguir en el cargo, ya estamos trabajando con un equipo de juristas la debida causa judicial, vamos a seguir gobernando y voy a ser candidato a la reelección. Me quieren proscribir porque saben que Lago Puelo nos va a volver a elegir”, dijo ante sus seguidores.

Numerosos empleados de la comuna, gremios, comerciantes y comunidades mapuches participaron de la manifestación, que luego de escuchar al jefe comunal caminó por la avenida céntrica, seguida de decenas de vehículos que hacían sonar sus bocinas.

“Desde ayer, a través de las redes sociales, comenzó esta autoconvocatoria, me emocioné al ver a tanta gente conocida que vino a darme su apoyo. Esto va más allá de la política, más de uno capaz que no me votó, es de otro partido o no le di una respuesta positiva cuando vino a pedirme algo, pero están defendiendo la institucionalidad. Ellos me pusieron y solo ellos me sacan”, graficó Ibarra en exclusiva para Jornada.

“Jamás negué mi participación pública en el periodo de los ’70, cuando me tocó estar al frente de la municipalidad, nunca me escondí, ni me mudé. Sigo caminando por Lago Puelo con la frente en alto, solo una vez una persona me dijo ‘lástima que usted estuvo en esa época’, aunque nunca lo consideré agraviante”, puntualizó.

“Incluso cuando me presenté a los exámenes del Consejo de la Magistratura para ser juez de paz, esa foja jamás se ocultó. Me jubilé en ese cargo y es el único sueldo que tengo”, subrayó.

“Llegué a Lago Puelo en 1971 y fui el primer ocupa en la plaza…, allí tenía armada mi casilla como maquinista de Recursos Hídricos –se ríe-; este pueblo me dio todo y nunca voy a dejar de agradecerlo”.

“La sociedad va a tener en sus manos el juicio de valor sobre mi persona. Me pongo en el lugar de los convencionales, trato de interpretar lo que quisieron decir o hacer, si mañana me dieran una explicación sabría entenderla”, agregó en referencia al rol de los representantes populares que redactaron la Carta Orgánica.

“El día que recibí la carta donde me notificaron de mi proscripción, me chocó sobremanera la palabra usurpador y me acusan de que derroqué a un gobierno…, pocos conocen esa historia, por eso conté la anécdota del hijo de Luis Roberts (el intendente peronista entre 1973 y 1976), quien anoche me escribió y me dijo que no me sienta culpable de nada. Era la palabra que necesitaba para cerrar ese capítulo”, detalló Ibarra.

“Esto se va a dirimir en la justicia –adelantó-, aunque me parece que tendría que haber dialogo, al menos con los convencionales que yo acompañé. Hoy me siento decepcionado, porque tuve confianza en ellos y en su capacidad”, reiteró.

Comentários no Facebook