Lorenzetti renunció a la Corte Suprema: lo reemplazaría uno de los jueces que votó a favor del 2×1 para genocidas

Luego de 11 años como presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti dejará el cargo, pero continuará como miembro del cuerpo. Rosenkrantz fue designado por un decreto de Mauricio Macri y antes se desempeñó como abogado del Grupo Clarín.

Después de 11 años, Ricardo Lorenzetti dejará su cargo como presidente de la Corte Suprema de Justicia. Aunque no hay una confirmación, los nombres de quienes podrían asumir el 1de octubre son los de Elena Highton de Nolasco y Carlos Rosenkratz.

Lorenzetti, santafesino de 63 años, fue propuesto y designado como magistrado del máximo tribunal en 2004 por el entonces presidente Néstor Kirchner, y en enero de 2007 asumió la titularidad del cuerpo, en reemplazo de Enrique Petracchi.

De acuerdo a la información publicada por distintos Rosenkrantz, es quien tiene más chances de alcanzar la presidencia, por tratarse de un hombre designado por decreto de Mauricio Macri y el aval del Senado. Porteño de 59 años, Rosenkrantz llegó al máximo tribunal junto al santafesino Horacio Rosatti para ocupar las vacantes tras la renuncia de Eugenio Zaffaroni y la muerte de Carlos Fayt.

Las designaciones de Rosatti y Rosenkrantz fueron cuestionadas: en el caso del hombre que se perfila para ocupar el puesto de Lorenzetti, recibió 1428 impugnaciones a su nombramiento, durante las audiencias públicas, y la mayoría de las ellas fueron presentadas por organismos defensores de los derechos humanos como las Abuelas de Plaza de Mayo, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), H.I.J.O.S, la Asociación de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y el Observatorio de Derechos Humanos, según recordó Página 12.

En mayo del año pasado, la FUBA pidió al Consejo Superior de la UBA la separación de los jueces Rosenkrantz y Highton de Nolasco de sus cargos de profesores titulares, luego de apoyar fallos que beneficiaban a represores con el 2×1: “Es incompatible con el compromiso que la Universidad debiera tener con la lucha por el juicio y castigo a todos los genocidas”, dijo a ambito.com Julián Asiner, el titular de la Federación Universitaria. Esa misma semana la ciudadanía llenaba la Plaza de Mayo en una manifestación que sentenció lo que parecía un nuevo indulto.

Comentários no Facebook