Madryn | Prisión preventiva para los acusados del crimen de “la abuela Beryl”

La justicia de Puerto Madryn dispuso este domingo la prisión preventiva por cuatro meses para los tres acusados del crimen de una anciana de 86 años asesinada el lunes pasado durante un asalto en su casa de esa ciudad, informaron fuentes judiciales.

La medida dispuesta por la jueza Stella Eizmendi recayó sobre Rodrigo Ramón (24), su hermano Leandro Ramón (22) y Manuel Adrián Colón (36), quienes están detenidos desde el viernes por el «homicidio en ocasión de robo» de Beryl Williams (86).

Según las fuentes, se realizó una audiencia en los tribunales de Puerto Madryn en la que la magistrada avaló el pedido de prisión preventiva formulado por los fiscales Daniel Báez, Jorge Bugueño y Eugenia Vottero.

Báez destacó el «exhaustivo trabajo de investigación efectuado por la policía del Chubut, tanto en las ciudades de Puerto Madryn como Trelew», de donde son oriundos los detenidos, todos ellos con antecedentes penales graves.

VICTIMA INDEFENSA

«Las características del hecho es violento, salvaje y premeditado, al elegir a una víctima que no podía defenderse y fue atacada de noche», sostuvo el fiscal.

La víctima, conocida en Puerto Madryn como «la abuela Beryl» y descendiente de colonos galeses, fue asesinada el lunes de la semana pasada en su casa del centro de Puerto Madryn, a orillas del Golfo Nuevo, sobre la cara sur de península de Valdés; donde fue golpeada, maniatada con precintos y amordazada con tanta presión que murió por asfixia.

Las detenciones de los hermanos Ramón y Adrián Colón se produjeron el viernes tras varios allanamientos en domicilios donde se descubrió una importante suma de dinero dentro de una lata enterrada en el patio, similar a las que poseía la víctima.

Los investigadores también se llevaron zapatillas cuya suela coincide con los rastros hallados en el domicilio de la víctima y se secuestraron dos vehículos que habrían sido utilizados en el ilícito: un automóvil Volkswagen Suran y una camioneta Ford Ranger.

La camioneta había sido robada días antes en Trelew y, a la mañana siguiente del homicidio, apareció abandonada.

Comentários no Facebook