Plaza de Mayo: qué harán con las históricas baldosas de los pañuelos de Madres

Fueron declaradas “sitio histórico” por la Legislatura. Las organizaciones de DD.HH volverán a pintar el símbolo una vez que finalicen las obras del Gobierno porteño.

En medio del avance de las obras en Plaza de Mayo se dio un acto simbólico entre las autoridades del Gobierno de la Ciudad y organismos de derechos humanos.

Días atrás, las históricas baldosas pintadas con el símbolo de las Madres de Plaza de Mayo, ubicadas alrededor de la Pirámide de Mayo, fueron extraídas y entregadas a las organizaciones. Son 32 pañuelos realizados en pintura blanca sobres 6 baldosas de ancho por otras 10 de largo.

En 2005, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires declaró como “Sitio Histórico”, a través de la Ley 1.653, al “espacio en el cual se encuentran pintados los pañuelos que identifican a las Madres de Plaza de Mayo” alrededor de la Pirámide, el punto sobre el que todos los jueves, y desde hace 40 años, giran las Madres en reclamo de sus hijos desaparecidos durante la última dictadura.

La decisión fue tomada por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad y acordada con las organizaciones de derechos humanos, quienes a cambio de sacar las viejas baldosas pidieron que una vez concluidas las obras, sean sus militantes quienes se encarguen de pintar las nuevamente los pañuelos.

La extracción se hizo días atrás bajó la atenta mirada de Hebe de Bonafini y otras Madres de la Fundación. Las baldosas se levantaron y fueron enmarcadas en placas de madera de 1,20 por 1,80 mts. cubiertas por un filme plástico. Entregaron dos pañuelos irán a Madres Linea Fundadora, otros dos al Espacio memoria y Derechos Humanos de la ex ESMA y el resto a la Asociación de las Madres que dirige Bonafini, que prometió repartirlos a otras entidades.

“Como vimos que iban a sacar todo fuimos a buscar los pañuelos que nosotras pisamos durante 40 años y los tenemos ya en la casa. Tenemos 10 o 12; nos los han pedido universidades, sindicatos y los trajimos enteritos”, contó Bonafini a FM La Patriada.

Además, sostuvo que este jueves van a alisar el terreno, “para que podamos marchar y después le pondrán la baldosas que se han comprado”. Y que militantes se comprometieron a pintar nuevos pañuelos de papel y tela para que la ronda cuente con la presencia simbólica.

El ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, fue uno de los interlocutores del Gobierno porteño con los organismos de DD.HH para coordinar puntualmente la extracción de las históricas baldosas.

Fuentes del Ministerio porteño destacaron la “buena predisposición” de las organizaciones para coordinar “la puesta en valor de la Plaza de Mayo”. Los pañuelos blancos pintados en círculo sobre el piso seguirán siendo parte de la imagen renovada de la Plaza de Mayo.

La obra cuenta con un presupuesto de $43.792.575, tiene fecha de finalización para fines del primer cuatrimestre 2018.

“Para decidir la obra se realizó un estudio completo de la historia de la Plaza de Mayo, con las distintas transformaciones sufridas a lo largo del tiempo y el estado actual de la misma”, informaron desde el Ministerio porteño. Y agregaron que el objetivo es que la histórica plaza, protagonista de la historia argentina, sea “el lugar por excelencia para la realización de actos cívicos”, como también para “su uso cotidiano y relevancia turística”.

El final de la obra está programado para el primer cuatrimestre de 2018, algo que ya alertó a los organismos de derechos humanos por la movilización que todos los años se hace para conmemorar el Golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

Comentários no Facebook