Ruta 40 | Luchan para controlar incendio en campos camino a Arroyo Pescado

Trabajan por tierra y aire para sofocar un incendio de matorrales iniciado ayer por la tarde en campos sobre la Ruta Nacional 40 en dirección a Tecka, a 40 kilómetros de Esquel, que se propagó además a la vera de la Ruta 62 que lleva a la zona llamada Arroyo Pescado, Gualjaina y otras pequeñas poblaciones.


El Servicio Provincial de Manejo del Fuego, trabaja en tierra y por aire, para sofocar un incendio de matorrales iniciado ayer por la tarde en campos sobre la Ruta Nacional 40 en dirección a Tecka, a 40 kilómetros de Esquel, y que se propagó a la vera de la Ruta 62 que lleva a la zona llamada Arroyo Pescado, Gualjaina y otras pequeñas poblaciones.

El material quemado supera las 20 hectáreas, y toma más combustión por la sequía y la alta temperatura reinante. Declarado el siniestro ayer, trasladaron al lugar 18 brigadistas, que combatieron las llamas hasta pasadas las 21.

Fernando Epele, director de Protección Forestal de la Secretaría de Bosques de la Provincia, señaló que el fuego se habría iniciado por la caída de un rayo, un fenómeno poco frecuente en la zona cordillerana. Sostuvo que es riesgoso para el trabajo en tierra de los brigadistas, este tipo de siniestros, ya que son matorrales que tienen mucha combustión, y el foco ígneo se expande rápido.

Sobre el mediodía comenzaron a intervenir un helicóptero y un avión hidrante del Plan Nacional de Manejo del Fuego, como también se sumaría una máquina de Vialidad Provincial, que era transportada a la zona del siniestro. El objetivo es controlar el incendio en las próximas horas, aunque Epele no lo aseguró.

Asimismo el funcionario recalcó que se esperaba una actividad eléctrica por las altas temperaturas que se registran por estos días en la región. Dijo que era poco frecuente la caída de rayos. Pero, en los últimos años se da este fenómeno, que provoca incendios de campos o forestaciones. El incendio tomó dos direcciones: Este y sur, en un triángulo que se conforma con las rutas 40 y 62.

A su paso las llamas afectaron un puesto y se quemaron corrales. La vegetación de esa área tiene mucha energía, y el fuego toma una gran intensidad y altura con la combustión de matorrales y coironales. Es riesgosa la tarea para los brigadistas, razón por la que trasladaron un número mínimo de 8 operarios, de la Brigada de Esquel del Servicio Provincial de Manejo del Fuego.

Comentários no Facebook