Cómo es el auto “ejecutor de nazis” que Hitler prohibió y saldrá a subasta

El Tatra T87 hoy es un vehículo clásico. Su increíble historia.

Los autos pasan a la posteridad por diferentes motivos, y en algunos casos muy sorprendentes, como le pasó al Tatra T87, un auto checo de llamativo diseño y soluciones innovadoras que llamó la atención de muchos oficiales nazis en los años del nacionalsocialismo alemán.

El detalle es que el auto fue prohibido por el propio Adolf Hitler debido al elevado numero de oficiales que sufrieron accidentes fatales conduciéndolo. De ahí que el vehículo se haya ganado el apodo de “ejecutor de nazis”.

El Tatra T87 volvió a ser noticia porque una unidad será subastada por la casa Shoteby’s. Esperan que se venda por entre 300 000 y 400 000 dólares.

Solo con mirarlo alcanza para detectar algunos de sus rasgos más singulares, como las tres ópticas delanteras y la “aleta de tiburón» en la parte posterior, franqueada por dos enormes tomas de aire.

El T87 es obra del ingeniero austríaco Hans Ledwinka, quien trabajó desde la década del 20 en el proyecto que finalmente vio la luz en 1936. Con 4,74 metros de largo y chasis tubular, fue una creación muy original para la época.

La unidad a la venta es de 1948 y fue una de las últimas, ya que el modelo dejó de fabricarse dos años después. Hoy es un auténtico clásico.

El motor, montado en la parte trasera, es un V8 de 2,5 litros y alrededor de 100 caballos de fuerza. La caja era de cuatro marchas, y esa combinación le permitía acelerar hasta más allá de los 160 km/h.

Comentários no Facebook