Los millonarios sueldos de los jugadores argentinos en Italia

Son 35 futbolistas, de los cuales cuatro embolsan más de diez palos verdes. Mauro Icardi gana diez veces más que Maxi López.
argentinos-q-gananEstos 35 empleados suman entre ellos 4.270.000 dólares en sueldos al mes. Alguien pensara que son los CEOS de alguna de las multinacionales más importantes del mundo. Otros creerán que son un grupo de científicos que buscan vacunas o curas para enfermedades atroces. Los más ingenuos optarán por convencerse que es lo que cobran un grupo de pintores y escultores por su tarea para el futuro. Todos errados. Este es el monto mensual de lo que embolsan los 35 jugadores de fútbol argentinos que corren por las canchas de Italia de primera división.

Seguramente alguien podrá decir que las cifras que vamos a dar a continuación son obscenas. Y respondo que es el libre juego del mercado. Ninguno de estos futbolistas está robando el dinero. Lo cobran porque alguien se los paga. Después se podrá filosofar si no sería bueno que en tanta maraña de billetes, más allá de ayudar a sus familiares, los futbolistas no podrían tender la mano a algún necesitado o a una causa justa.

Algunos, como yo, se conformarían, de arranque, con que algunos, por lo menos, fueran gentiles con el trato al público y en menor medida a la prensa. ¿Alguien conoce un gesto cordial de Gonzalo Higuaín a los hinchas argentinos? Y eso que los simpatizantes soportan a un goleador que en el único lugar donde no hace goles y no gana absolutamente nada es la Selección Argentina. Ni hablar de que alguna vez se digne a dar una nota periodística. No tiene la obligación, pero es un gesto de respeto y devolución de gentilezas.

Pero vayamos a las matemáticas, a los números fríos. Y arrancamos justamente con el Pipita. Su sueldo mensual es de 705.000 dólares. Varias generaciones familiares no tendrán problemas. La Juve trajo al goleador que creía que el Nápoli le quedaba chico. El argentino es el jugador mejor pagado del fútbol italiano. Se llevará casi 34 millones durante su contrato.

A él lo escolta Mauro Dybala. El jugador más exquisito después de Lionel Messi cobra apenas 282.000 dólares mensuales. Es el décimo sueldo de la Juventus. Superado por Higuaín, pero también por monstruos sagrados como Buffon y picapiedras como Chiellini. Si el cordobés repite durante el 2016 – 2017 lo hecho un año atrás, seguramente su sueldo subirá un 70% desde la próxima temporada. Igual, ya se aseguró 13,5 millones de dólares hasta el 2020. Y su cláusula de rescisión es de 125 palos verdes. ¿La pagará algún jeque?

El tercero en el podio es Mauro Icardi. Su representante, Wanda Nara, consiguió que le aumentaran el sueldo a 340.000 dólares mensuales. Serán más de 12 palos verdes hasta el 2019. Mucha plaza para gastar en autos lujosos, joyas costosas, prendas de marca. Todo bien bizarro y en este caso, si, chocante. El mostrar opulencia. Icardi es el sueldo más alto de su equipo.

Un recién llegado a tierras italianas, Ever Banega, es compañero de Icardi. Abrochó un suculento contrato en el Inter: 282.000 dólares mensuales. Deberá demostrar si la institución hizo bien en darle más de 10 millones de dólares en su contrato total. Es el cuarto sueldo más alto del club.

El argentino, nacionalizado paraguayo, Juan Iturbe, fue comprado por la Roma creyendo que traía al nuevo Messi. Fue un fracaso. Pero el contrato estaba firmado y le permite llevarse 216.000 dólares mensuales. Hasta dentro de tres años, embolsará casi ocho palos verdes.

En Boca fue un fiasco, tal vez producto de sus lesiones. Lo cierto es que Diego Perotti la descosió el último año en el Genoa y ahora dio el salto a la Roma. Cobrará 178.000 dólares mensuales hasta el 2019. Casi 6,5 millones de verdes.

Cristian Ansaldi, que hizo casi toda su carrera en el fútbol ruso, también tuvo un buen año en el Genoa y recaló en el Inter. Ahora cobrará 140.000 verdes mensuales, más de cinco palos verdes en todo su contrato.

El ex riverplatense Lucas Ocampos alternó buenas y malas en el fútbol francés. El Olympique de Marsella decidió prestárselo al Genoa. Allí embolsará 94.000 dólares mensuales por un total de más de cuatro millones y medio de dólares hasta el 2020. Su sueldo es el segundo más alto del plantel. Lo trajeron como estrella.

Alejandro Papu Gómez es uno de los cinco argentinos que mejor nivel mostraron en los últimos años. Ídolo en el Atalanta, es el tercer sueldo más alto de la institución. Cobra 75.000 dólares mensuales que serán 3,6 millones hasta el 2020.

Caso raro el de José Sosa. Ha pasado por infinidad de equipos y no ha rendido en ninguno. En Turquía dicen que el Besiktas hizo el negocio de su vida al vendérselo al Milan en más de ocho palos verdes. En el equipo de Berlusconi cobrará 140.000 verdes mensuales que sumarán más de tres millones hasta terminar su vínculo.

Lucas Biglia tuvo un buen rendimiento en la Lazio, lo que lo convirtió en capitán del equipo y en el segundo sueldo más alto de la institución (sólo superado por el delantero Ciro Immobile). El argentino cobrará 131.000 verdes al mes y más de tres millones hasta el final de su contrato.

Uno de los mayores fracasos del fútbol italiano ha sido Ricardo Álvarez. No funcionó en el Inter, fue prestado al Sunderland inglés e hizo sapo, ahora está en la Sampdoria. Con buen sueldo: 84.000 dólares mensuales, más de tres palos verdes hasta el 2019.

Todos recuerdan el gol que Rodrigo Palacio no le hizo a Alemania en Brasil. Lo cierto es que en el Inter ganó millones de dólares. Entró en su último año de contrato (uno de los que puede volver en 2017 a la Argentina) cobrando 225.000 dólares mensuales. Mucha plata. Casi tres millones hasta que termine su relación contractual en junio del 2017.

El Genoa formó una legión argentina. Y entre ellos está Santiago Gentiletti. Créalo: es el tercer sueldo más alto del club. Son 75.000 dólares cada treinta días que sumarán casi tres millones de dólares hasta el 2019.

Leonel Vangioni se fue de River para firmar en el Milan. No es tenido muy en cuenta pero su cuenta bancaria aumenta 75.000 dólares al mes. Cuando llegue al 2019 habrá cosechado casi tres palos verdes.

El ex Racing, Rodrigo De Paul, llegó al Udinese, uno de los equipos que paga los sueldos más bajos en el fútbol mayor de Italia. Cobrará apenas 42.000 dólares mensuales, pero como el contrato es hasta el 2021, se hará de 2.500.000 de dólares.

Mauro Zárate arribó a la Fiorentina. Firmó un excelente contrato de 103.000 dólares mensuales. En dos años hará dos millones y medio de verdes.

Leandro Paredes es otro de los proyectos fracasados en Italia. Igual la Roma le paga 65.000 verdes al mes, que sumarán casi dos millones y medio cuando finalice su contrato en 2019.

Gabriel Paletta es un inexorable del Milan. Que lo quiso dar a préstamo a cualquier equipo de buena voluntad. Pero ninguno se quería hacer cargo de su sueldo: 94.000 dólares mensuales. Hasta el 2018, don Silvio deberá darle más de dos palos verdes.

Ezequiel Muñoz es otro de los argentinos del Genoa. El ex Boca embolsa 56.000 dólares mensuales, que, sumados, serán más de dos palos verdes hasta el 2019. El mismo sueldo que Lucas Orbán, compañero de equipo.

Federico Fazio desembarcó en la Roma prestado por el Sevilla. Acordó un contrato de 160.000 verdes mensuales que en un año lo harán ganar casi dos palos verdes.

Giovanni Simeone es otro de los argentos del Genoa. A pesar de ser el tercer sueldo más bajo del club, embolsa 28.000 dólares mensuales que se harán 1.700.000 dólares en sus cinco años de contrato. En cuanto haga goles, esa cifra se incrementará notablemente.

Otro que puede volver el año próximo a la Argentina es Gonzalo Rodríguez. Finaliza su contato con la Fiorentina. Que es excelente: 113.000 verdes al mes. Es el cuarto más alto del equipo. Y le permitirá recaudar casi un millón y medio en doce meses.

Buen ojo tuvo Wanda en el ¡cambio, referí! Es que Maxi López cobra sólo 56.000 dólares mensuales en el Torino. Podrá embolsar casi un millón y medio hasta que finalice su vínculo. Diez veces menos de lo que va a ganar Mauro Icardi.

El tercer sueldo más alto de la Sampdoria le corresponde a Matías Silvestre: 103.000 dólares mensuales. Es su último año de contrato y se llevará más de 1,2 millones de dólares. ¿Otro que regresa a nuestro país?

La Fiorentina jugó a futuro al adquirir al ex Vélez, Hernán Toledo. Que cobrará 47.000 dólares mensuales hasta el 2018. El pibe se hizo de su primer millón de verdes.

Otro que puede pegar la vuelta el año próximo a nuestro país es Juan Pablo Carrizo. El arquero termina su contrato de 70.000 dólares mensuales.

Lucas Castro, de muy buen rendimiento, está en el Chievo Verona. Allí gana 28.000 dólares al mes. El doble de él lo embolsa Nicolás Burdisso en el Genoa: 56.000 verdes mensuales en su último año de contrato (otro más que puede pegar la vuelta).

Hugo Campagnaro, el marcador de punta, estaba libre y se ofreció en varios equipos. Finalmente fue conchabado por el ascendido Pescara. Y se convirtió en el tercer sueldo más alto del plantel: 42.000 dólares mensuales para el contrato de un año. Medio palito verde a su casa. En el mismo equipo firmó uno de los tres mejores arqueros del fútbol italiano en el último decenio: Albano Bizzarri. El ex Racing Club se llevará 37.000 verdes al mes.

Y para cerrar, los tres sueldos más bajos. Dos están en el Chievo Verona. Son Mariano Izco, que se lleva 28.000 dólares mensuales y Nicolás Spolli que embolsa 19.000 al mes. Y el último de la lista es Lucas Boyé, que firmó en el Torino con el sueldo más bajo del plantel: 23.000 dólares al mes, que también en su caso, lo hará ganar su primer millón de dólares.

Entre los 35, ganarán más de 140.000.000 de dólares. Una cifra inmensa. Mientras haya quien lo pague, están en su derecho de cobrarla.

No son CEOS de multinacionales, no son científicos, no son pintores y escultores, mucho menos médicos en frentes de guerras o maestros de fronteras. Son jugadores de fútbol. El deporte más hermoso del mundo. Y el que más millonarios fabrica…

El listado completo de los 35  argentinos, con el total de lo que cobrarán en sus contratos, en dólares y entre paréntesis el año en que finaliza su vínculo contractual:

Gonzalo Higuaín = 33.840.000 (2020)

Paulo Dybala = 13.520.000 (2020)

Mauro Icardi = 12.240.000 (2019)

Ever Banega = 10.140.000 (2019)

Juan Iturbe = 7.770.000 (2019)

Diego Perotti = 6.480.000 (2019)

Cristian Ansaldi =  5.040.000 (2019)

Lucas Ocampos = 4.520.000 (2020)

Alejandro Gómez = 3.600.000 (2020)

José Sosa = 3.360.000 (2018)

Lucas Biglia = 3.140.000 (2018)

Ricardo Álvarez = 3.030.000 (2019)

Rodrigo Palacio = 2.710.000 (2017)

Santiago Gentiletti = 2.700.000 (2019

Leonel Vangioni = 2.700.000 (2019)

Rodrigo De Paul = 2.500.000 (2021)

Mauro Zárate = 2.500.000 (2018)

Leandro Paredes = 2.340.000 (2019)

Gabriel Paletta = 2.260.000 (2018)

Ezequiel Muñoz = 2.010.000 (2019)

Lucas Orbán = 2.010.000 (2019)

Federico Fazio = 1.920.000 (2017)

Giovanni Simeone = 1.700.000 (2021)

Gonzalo Rodríguez = 1.350.000 (2017)

Maxi López = 1.340.000 (2018)

Matías Silvestre = 1.240.000 (2017)

Lucas Boyé = 1.130.000 (2020)

Hernán Toledo = 1.120.000 (2018)

Juan Pablo Carrizo = 840.000 (2017)

Lucas Castro = 770.000 (2018)

Nicolás Burdisso = 670.000 (2017)

Hugo Campagnaro = 500.000 (2017)

Albano Bizzarri = 440.000 (2017)

Mariano Izco = 340.000 (2017)

Nicolás Spolli = 230.000 (2017)

Comentários no Facebook