Néstor Ortigoza fue implacable con los hermanos Romero y envió un claro mensaje a la nueva dirigencia de San Lorenzo

El máximo referente del Ciclón destacó el regreso a la victoria, contó por qué le dejó patear el penal a Franco Di Santo y reveló lo que se dijo en la interna a partir de la salida de los jugadores paraguayos: “Sin figuras ni estrellitas”.

El mediocampista de San Lorenzo Néstor Ortigoza declaró después de que el equipo volviera a la victoria ante Patronato de Paraná, al que goleó por 3 a 0, que “a partir de hoy, éste es el camino”.

El capitán y referente del Ciclón destacó frente al triunfo del lunes, después de cuatro derrotas al hilo, que el grupo siente “que arrancó un ciclo nuevo. Y sabemos que a partir de hoy, éste es el camino”, arengó,

“Sabíamos que si no ganábamos, el técnico (el uruguayo Paolo Montero), estaba en duda, pero por suerte el grupo lo respaldó adentro de la cancha, corriendo, metiendo, concentrado y jugando”, alertó.

“Por suerte se ganó jugando bien y en casa el grupo lo necesitaba. Pero también es una muestra de respaldo para el entrenador, que venía haciendo bien las cosas”, agregó el nacido en San Antonio de Padua.

“Por eso nos vamos contentos, nos quedamos tranquilos, y tendremos una semana buena para trabajar”, argumentó el excampeón de la Copa Libertadores de América 2014.

Néstor Ortigoza tras la victoria de San Lorenzo sobre Patronato de Paraná

“Sabíamos que iba a ser un partido duro, todos los partidos lo son”.
“hacer el gol rápido nos bajó la ansiedad y encontramos los huecos”.
“Le dejé el penal a Di Santo porque viene laburando, es un flaco que tira para adelante, siempre con buena onda, no venía haciendo goles y necesitábamos que el 9 haga goles, por eso le dejé el penal”.

“Nosotros puertas para adentro hablamos, dejamos las cosas bien claras, cuando entramos al vestuario somos todos iguales. Tenemos que tirar todos para el mismo lado, tenemos que defender este escudo, es un club muy grande, con mucha historia, tenemos que alinearnos y no tiene que haber figuras ni estrellitas, tiene que haber un grupo firme y tirar todos para el mismo lado para lograr los objetivo que nos pusimos”.

“Hoy era el partido para respaldar al entrenador, no podíamos salir a decir que lo queríamos o que estaba todo bien cuando no dábamos dos pases seguidos. La única manera de respaldarlo era correr, meter, jugar, mover la pelota, tener la paciencia, creo que ese ese el camino y ojalá que a partir de hoy sea esa la manera”.
“Y bajar una línea desde arriba. Esto no es solamente ‘hoy se ganó y se acomodó todo’, hay que seguir insistiendo, seguir estando encima de los pequeños detalles. La dirigencia también tiene que mirar para adentro y hacer mea culpa”.
“Creo que ya contra Estudiantes el equipo anduvo bien, lo que no podemos dar es la imagen que dimos contra Unión o contra Talleres, eso no puede pasar. Vos podes errar un pase, pero la actitud y la concentración no se negocian en este club”.
“Yo no conozco las finanzas del club pero sí nos tenemos que acomodar, empezar a bajar líneas claras. Cuando las cosas van bien es porque desde arriba van bien. Está claro que no sirve de nada señalar y echar culpas, cada uno es responsable y hay que hacerse cargo del momento desde el lado que nos toca: nosotros en la cancha y cada uno en su oficina”.

Comentários no Facebook