Pavón cerca de irse libre al Mineiro

“Está todo bien”, anticipó el vicepresidente del club brasileño.

La relación de Cristian Pavón con Juan Román Riquelme y el Consejo de Fútbol de Boca viene tan mal encaminada desde su regreso de Los Ángeles, por distintos destratos que siente el delantero y su representante que recibieron desde entonces, que esta historia está cerca de terminar de la peor forma posible: de la cláusula de 50.000.000 y de la oferta de 10.000.000 por el 50% rechazada al Galaxy a que firme un precontrato y se vaya libre al Atlético Mineiro. Sí, encima a Atlético Mineiro.

El interés del Mineiro es firme y en las próximas semanas ya podría avanzar y cerrarse, luego de una serie de reuniones previstas en Belo Horizonte. «Me gusta el jugador, creo que es un gran logro del Atlético, así que creo que suma. Es un jugador hermoso. No, no hay (ninguna traba), todo está bien», reconoció el vicepresidente del club brasileño, José Murilo Procópio, en una entrevista con el canal de YouTube del periodista Breno Galante.

Ya hace varias semanas Rodrigo Caetano, director deportivo del club brasileño, había comentado que siguen de cerca a Kichan. «Es difícil hablar de un jugador que no está aquí. Puedo hablar de él como jugador, es una de las grandes promesas del fútbol argentino. Como cuestión de obligación, sabemos que el contrato con Boca está llegando al final de su vigencia».

La realidad es que a seis meses del final del contrato y sin diálogo para una renovación, Pavón está en condiciones legales de firmar un precontrato con otro club, incluso irse sin dejar una moneda.

Así, la posiblidad de que entre algún dinero a Boca dependerá de la voluntad del Mineiro y de Pavón, tal como ocurrió con Pol Fernández y el Cruz Azul (si el Xeneize esperaba, a mitad de año lo tenía libre, pero optó por comprarlo). De hecho, hace unos días hubo información en Brasil de que el Atlético podría incluso pagarle a Boca para inscribir a Pavón en la Libertadores. Así cumpliría la suspensión de seis partidos y estaría libre para jugar a partir de los octavos de final.

La suspensión claramente es un obstáculo que Mineiro quisiera solucionar. Por lo pronto, Boca recibió el rechazo de su apelación y todavía no fue al TAS (pidió fundamentos a Conmebol para ver si avanza por el tribunal supremo). Y a la vez, en todo caso, Mineiro no descarta ir por su cuenta. ¡Lo raro que sería que apelara por un jugador sancionado por incidentes contra el propio club

 

Comentários no Facebook