Vende la medalla que ganó en Río para ayudar a un nene con cáncer

Se trata del polaco Piotr Malachowski, campeón mundial de disco y medalla de plata en los Juegos Olímpicos.
vende medallaDespués de que Malachowski ganara la medalla de plata, una mujer se puso en contacto telefónico con él. No quería felicitarlo por su actuación sino pedirle auxilio. Era una mamá desesperada. Su hijo, Olek Szymanski, tiene un cáncer en un ojo, una dolencia contra la que lleva más de la mitad de su vida luchando y para la que no hay tratamiento en Polonia. Por ello, la mamá, pedía ayuda al deportista

Piotr no se lo pensó dos veces. Rápidamente decidió subastar la medalla. El objetivo es recaudar los 123.000 dólares que la familia necesita para financiar el tratamiento del nene en la clínica oftalmológica oncológica, David Abramson, en Estados Unidos.

El deportista puso en su Facebook: «En Polonia no hay ninguna oportunidad para salvarlo. Es un cáncer maligno en el ojo que sólo se da en los niños menores de 5 años, especialmente en los más débiles. La única posibilidad que tiene Olek es recibir terapia en Nueva York». Y dijo cuanto vale, emocionalmente, su medalla: «Ganar una medalla olímpica es un sueño cumplido para un atleta. Por supuesto, el más preciado es el oro. Hice todo lo posible para conseguirlo. Lamentablemente esta vez no funcionó. Pero el destino me dio una oportunidad para aumentar el valor de mi Plata».

Malachowski también utilizó su Facebook para incitar a la gente a que se sume a la subasta: «Animo a todas las personas de buena voluntad a ingresar dinero en la cuenta, enviar mensajes de texto y ayudar en todas las formas posibles. Hago un llamamiento a todo el mundo. Luchemos juntos por algo que es aún más precioso que una medalla: la salud de este fantástico nene. Si me ayudás, mi plata puede ser más valiosa que el oro».

En la web dedicada a la subasta, (http://charytatywni.allegro.pl/srebrny-medal-olimpijski-piotra-malachowskiego-i3502723) ya se alcanzó una oferta de de 19.716 dólares, un número que, junto a la cantidad reunida por la fundación Siepomaga (41.000 dólares), supone un paso más hacia la salvación del ojo de Olek. Si se logra reunir el dinero, el nene, al que le diagnosticaron un retinoblastoma a los pocos meses de vida, podrá someterse a una cura que le brindará un 98% de posibilidades de evitar la ceguera.

Además del enorme gesto de Malachowski, muchos ciudadanos polacos también crearon subastas para ayudar a Olek. En Allegro, un portal polaco similar a Ebay, con una sección dedicada sólo a subastas de caridad, hay más de una treintena de ellas para costear el tratamiento de Olek. Desde cenas románticas en restaurantes a una camiseta firmada por Łukasz Piszczek, jugador polaco del Borussia Dortmund.

Hay casos en que una medalla de plata puede valer más que una de oro. Piotr Malachowski no sólo es el mejor del mundo lanzando el disco. Para un nene llamado Olek, es el mayor de todos los campeones.

Comentários no Facebook