Chubut | Héctor González preocupado por la pérdida de energía de Hidroeléctrica Futaleufú

El secretario general de Luz y Fuerza de la Patagonia aseguró “Hasta aca Chubut ha perdido 4,9 millones de dólares”.

La caída de 55 torres de alta tensión operadas por la firma Transpa en julio pasado sigue siendo un tema de discusión en el sector porque, hasta ahora, no ha habido avances sobre la reconstrucción de esa línea, causando una pérdida de la energía generada por Hidroléctrica Futaleufú en cercanías a Trevelin.

En este sentido, el secretario general e Luz y Fuerza de la Patagonia, Héctor González, habló del tema y aportó un dato preocupante: “Al no poder vender esta energía, Hidroeléctrica Futaleufú ha perdido unos 14,8 millones de dólares de facturación. Si consideramos que la provincia tiene el 33% de las acciones de Futaleufú, Chubut ha perdido 4,9 millones de dólares en estos cuatro meses”, afirmó el líder gremial.

–¿Se ha podido avanzar en la reparación de la línea de 330 kv que sufrió la caída de varias torres por efecto del temporal de nieve de julio pasado?

Después de cuatro meses aún no se ha decidido un plan de obras y no han comenzado las tareas para recomponer la situación. Desde esa época hasta la fecha se está perdiendo casi toda la generación de Hidroeléctrica Futaleufú, derrochándose una increíble cantidad de energía. El país necesita urgente la energía en el sistema eléctrico nacional. Si consideramos que, para reemplazar esa energía, que está disponible para generarse en la presa de Futaleufu de manera sustentable y no contaminante, a un precio de aproximadamente 15 dólares, se debe recurrir a generación térmica utilizando combustibles fósiles a un precio aproximado de 60 dólares, el país está perdiendo unos 14,5 millones de dólares por mes. O sea, que en estos cuatro meses se acumulan 58 millones de dólares de sobrecosto de generación en el balance energético nacional. Al no poder vender esta energía, Hidroeléctrica Futaleufú ha perdido unos 14,8 millones de dólares de facturación. Si consideramos que la Provincia tiene el 33% de las acciones de Futalefú, el Estado chubutense ha perdido 4,9 millones de dólares en estos solo cuatro meses.

Pérdidas millonarias

Chubut ha perdido hasta el presente 83 millones de pesos en regalías, valor que se elevara a 208 millones de pesos, si esto se extiende seis meses más. Para poder dimensionar esto, vale decir que equivale a la masa salarial de cinco meses de la Dirección General de Servicios Públicos de la Provincia del Chubut

– ¿Sabe al menos si se ha planteado alguna alternativa sobre cómo comenzar a resolver esta situación que es a todas luces urgente y necesaria?

La solución planteada por Transpa S.A. es hacer dos nuevas líneas paralelas en los tramos afectados, Sierra Rosada y Sierra Caracol, con otro sistema constructivo denominado “cross rope“, es decir otro modelo de torres para ser más sencillo. Eso requiere invertir mayor tiempo para la solución, puesto que necesitan construirse bases nuevas y resolver otras cuestiones técnicas. Si consideramos que a cuatro meses no se empieza aún a trabajar en los sitios, el panorama es muy complejo.

– ¿Podría pensarse en otro plan o solución?

Es probable y lógico que existan variables. Lo que no resulta lógico es que hayan pasado cuatro meses y aún no se hayan tomado decisiones concretas. Desde nuestra perspectiva, y referenciándonos en la experiencia que podemos recoger de como actuaba Agua y Energía Eléctrica, pensamos que debería abordarse la solución basados en tres cuestiones esencialmente. En primer lugar, el sentido común, que frente a una situación de emergencia planteada en un tiempo de muchas restricciones económicas y ubicado el problema en un ámbito geográfico complejo, aconseja el aprovechamiento integral e inmediato de oportunidades cercanas; en segundo término, un principio de economía de esfuerzo, tanto material como temporal, para aprovechar los recursos existentes en el sitio de la contingencia; y en tercero, una correcta fijación de prioridades, teniendo dos líneas, una de las cuales es virtualmente suplementaria de la otra, recomponer y poner una en funcionamiento en el menor tiempo posible.

La solución que imaginamos es simple y lógica, y consiste en reemplazar las torres colapsadas en una línea con torres existentes en la otra línea, ya que son compatibles. Cada línea cuenta con 1.542 torres, por tanto, disposición de torres hay. Las torres colapsadas en una línea, aproximadamente, podrían ser 25. Montar las líneas no significan una actividad de alta ingeniería, ya que son torres con montantes galvanizados abulonados que tiene que ser reemplazados sobre las bases existentes y la tarea puede ser abordada con equipos de trabajo existentes. De esta manera, en un tiempo perentorio podremos tener una línea activa aportando gran cantidad energía que hoy se está perdiendo, y que produce afectaciones más que millonarias a la Provincia y al Estado nacional. Tenemos la convicción que, si aún existiese Agua y Energía Eléctrica de la Nación, ya estaría siendo abordada la solución del problema.

Comentários no Facebook