Comodoro | Cultivador de cannabis estaba registrado y se frustró allanamiento

Se frustró un operativo de la policía provincial que pretendía secuestrar una planta de cannabis, pero el cultivador estaba registrado.

En Comodoro Rivadavia se sentó un precedente sobre los procedimientos policiales que se realizan contra aquellas personas que cultivan plantas de cannabis en su domicilio.

Tras una denuncia de una vecina sobre una persona que cultivaba una planta de «marihuana» en su domicilio intervinieron agentes de la policía provincial, quienes sin una orden de allanamiento se acercaron al domicilio y fueron atendidos por el propietario de la vivienda, quien les reconoció que sí tenía una planta, pero que era a los efectos de fabricar medicina y que estaba registrado para hacerlo en Reprocann (Registro del Programa Cannabis). El hombre se comunicó con la defensora oficial de la Justicia Federal, Verónica Castillo, que se encontraba cerca y le solicitó al cultivador que mientras llegaba demorara a los policías y que no los dejara entrar.

En diálogo con el programa Tarde Para Miles, que se emite por La Cien Punto Uno, la funcionaria de la justicia federal reconoció que fue así y que «al poner en conocimiento de la policía de la situación, evitamos que se llevaran la planta o que la rompieran, frustrando la tarea de fabricar cannabis medicinal.

Castillo contó que la persona está registrada en el Registro del Programa Cannabis (Reprocann) y «de hecho participará de un taller de capacitación por el cultivo con hidroponia. Es alguien que ha dado todos los pasos correctos para ser productos de cannabis medicinal»

DESCONOCIMIENTO POLICIAL

La defensora pública federal señaló que la policía que intervenía en el procedimiento desconocía la existencia de un registro nacional para cultivadores de cannabis y efectuaron una serie de consultas, que refrendaron lo actuado y se fueron del lugar.

Castillo aseguró que «el registro es un respaldo para la gente que trabaja para fabricar productos medicinales elaborados con cannabis», pero también reconoció que el «registro colapso por la cantidad de pedidos que se hicieron para inscribirse».

Castillo, también reconoció que «hay una gran contradicción legal. Por un lado continúa vigente la ley que penaliza y está la que autoriza a producir cannabis medicinal a aquellas personas que están registradas. Acá hay una tarea para los legisladores, quienes tienen que avanzar con la modificación de la ley que penaliza, dejando a salvo a aquellas personas que están inscriptas en el registro».

Castillo agregó que el Reprocann autoriza a tener hasta nueve plantas destinadas a la fabricación de medicinas, como aceites o cremas.

Comentários no Facebook