Copa Libertadores: Boca le ganó a Libertad en Asunción y lidera su zona

Eduardo Salvio tuvo una gran actuación y fue el autor de los dos goles del equipo visitante. Los paraguayos mostraron una actitud muy pasiva y no reaccionaron.

Boca tardó cinco minutos en llegar al arco de Libertad y convertir el primer gol en la noche guaraní. Este equipo que estuvo cinco meses y 25 días sin jugar oficialmente salió a presionar al conjunto local, que venía con muchísimo más rodaje al tener 11 encuentros desde julio.

Eduardo Salvio quebró la cintura, dejó desparramado a un defensor y definió cruzado. Martín Silva puso los guantes y Maroni tomó el rebote. Su remate pegó en el palo y el nuevo rebote fue aprovechado por el ex Lanús para pegar un nuevo grito.

Cuando se especulaba que el equipo de Miguel Angel Russo, que se quedó en Buenos Aires y por eso dirigió Leandro Somoza, iba a plantarse en un cómodo y confiable 4-4-2, sorprendió con un novedoso dibujo táctico: 4-1-3-2. No se quedó esperando y buscó de movida. Y hasta tuvo inmediatas situaciones después del gol. Tevez se perdió una chance, y Maroni desperdició otra buena oportunidad disparando al medio.

Las dudas en las que se encontraba envuelto el conjunto visitante se disiparon a la hora del juego. El caso de Boca acarreaba como extra el brote de coronavirus que debió superar en su plantel.

Unos 20 casos frenaron su preparación por varios días y pusieron un gran signo de interrogación sobre el equipo. A todo esto se le sumó el ida y vuelta antes de viajar por la polémica de los test positivos, y si estaban o no habilitados para viajar pese a lo que disponía la Organización Mundial de la Salud. De todos modos, la delegación que aterrizó en Asunción partió con todos negativos, para evitar mayores conflictos.

Inclusive, bajaron a último momento a Lisandro López. En la defensa, el único titular habitual fue Izquierdoz. Sin Buffarini (lesionado), los laterales fueron Jara y Mas, quien fue uno de los pocos que no se contagió de Covid-19. La inclusión del sanjuanino estuvo atada a la aparición adelante suyo de Maroni, uno que venía con ritmo desde Italia ya que jugó hasta la última fecha de la Serie A.

Con el resultado a favor y con el paso de los minutos, fue lógico que Boca comenzara a ceder la pelota a su rival, un Libertad que se vio sorprendido y que en el primer tiempo no reaccionó, salvo alguna arrancada de Villalba.

El 4-2-3-1 elegido por Ramón Díaz no pesó en campo ajeno y dejó varios espacios atrás. Tuvo serios inconvenientes para llegar al área de Esteban Andrada, y el experimentado Cardozo debía bajar para poder tener contacto con la pelota ya que los volantes ofensivos no conectaban.

El desarrollo no se modificaba a partir de que Libertad no encontraba los caminos para llegar con riesgo al arco de Andrada. Los cambios que intentó Díaz no le dieron el resultado esperado, y el control era del actual campeón del fútbol argentino. Con esta victoria, Boca se encamina hacia la clasificación a los octavos de final.

Comentários no Facebook