Detienen a Marcelo Corazza el primer ganador de Gran Hermano

Está acusado de corrupción de menores por la División Trata de Personas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Marcelo Corazza, fue el primer ganador del reality Gran Hermano en el país. En la actualidad, se encontraba trabajando como productor de la edición 2023 del mismo programa. Este lunes fue detenido acusado de corrupción de menores por la División Trata de Personas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

En una masiva diligencia, en la que se llevaron a cabo seis allanamientos ordenados por la Justicia: también arrestaron a otros tres sospechosos, entre ellos el presunto líder de la organización. La causa involucra chicos de 11 a 14, en prostitución y testigos de identidad reservada.

Fuentes del caso informaron a Infobae que los allanamientos para dar con los cuatro sospechosos se hicieron este lunes. Uno fue en la ciudad misionera de Oberá, donde fue arrestado F.A., el presunto líder y quien fue sobreseído de una causa por corrupción en ese municipio.

Pero también hubo procedimientos en las localidades bonaerenses de General Pacheco y General Rodríguez, donde cayeron A.C. y R.M, quienes trabajarían con el presunto líder. Mientras que en Tigre, en la calle Montes de Oca al 300, está la casa de Corazza donde fue detenido: los policías se llevaron cuatro celulares, una tablet, anotaciones varias, un disco externo, 12 VHS y un pendrive.

La causa por la que arrestaron al ex Gran Hermano es por “corrupción de menores” y la investiga el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°48, a cargo de Javier Sánchez Sarmiento. Por orden de la Justicia, los detenidos quedaron alojados en calidad de incomunicados y serán indagados en las próximas horas.

Corazza, ganador de la primera edición de Gran Hermano (2001), fue arrestado luego de una investigación de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad que duró seis meses y estuvo bajo la supervisión del juez Sánchez Sarmiento. Fuentes del caso indicaron que dos testigos de identidad reservada fueron clave.

“Denunciaron que una persona, a quien solo podían individualizar por su nombre de pila, los habría corrompido cuando eran menores de entre 11 y 14 años”, detallaron las fuentes del caso

Comentários no Facebook