El jugador de Boca que pidió la 10 y espera respuesta

El número sagrado está libre desde la salida de Tevez.


El Consejo de Fútbol no escondió ningún refuerzo en este mercado de pases. O por lo menos no pudo. No hubo tapados. Sin embargo, sí hubo algo que Juan Román Riquelme puso bajo siete llaves: los números de camisetas que usarán los jugadores de Boca durante esta temporada. Aunque no parezca, o pueda ser una minucia, es un tema de tal importancia para el vicepresidente que no dejó que ni siquiera nadie del club supiera de qué va la cosa.

Y esto quizá tenga que ver con que es el tesoro más preciado de Román, la 10, todavía está libre, sin dueño. Es más, tan pesada es esa dorsal en la historia de Boca -y mucho más ahora que uno de sus mejores intérpretes es una de las autoridades más importantes del club- que ni siquiera Darío Benedetto se atrevió a pedirla, ni tampoco Pol Fernández.

Sin embargo, sí hubo un jugador que levantó la mano y que insinuó la posibilidades de poder lucirla en esta temporada que arranca este jueves con la Copa de la Liga: se trata de Eduardo Salvio.

Comentários no Facebook