Lago Puelo enfrenta una escalada de robos con violencia extrema

En el transcurso del último mes, se produjeron varios robos en su jurisdicción.

En el transcurso del último mes, se produjeron varios robos en la jurisdicción de Lago Puelo. Cuatro de esos hechos se diferenciaron por el nivel de violencia desplegado. La investigación llevó a la imputación de siete personas que cumplen prisión preventiva desde la formalización de la investigación penal.

Lo primero que llamó la atención de los investigadores fue la similitud en el modo en que actuaron los atracadores, tienen muchos puntos en común, mismo tipo de ingreso, violencia en las aberturas, en las personas, la forma en que redujeron a los moradores y la división de los roles que cumplían, para cometer los robos, así como los métodos violentos para lograr que se les entregue dinero.

Las audiencias de control de la detención y de la prisión preventiva se realizaron los días 7, 12 y 15 de marzo. En esta última audiencia se prorrogó la prisión preventiva para los detenidos por el plazo de 30 días.

Los hechos investigados

El 19 de febrero por la mañana, un vecino de la zona del El Pedregoso, salía de su casa y se dirigía caminando al galpón donde tiene el aserradero. Vio que dos personas ingresaron por el portón abierto. El primero de ellos llevaba un bidón en la mano y le pidió agua para el auto. Se acercó con esa excusa, tomó del brazo a la víctima, sacó de entre sus prendas un objeto que la víctima dedujo que sería un arma de fuego, y se lo apoyó en la espalda pidiéndole que abra la casa. El segundo sujeto pateó la puerta y dañó la cerradura, logrando ingresar a la vivienda.

Allí, tiraron a la víctima en el living, lo ataron de las manos y los pies con los cables del teléfono y de la plancha, respectivamente, y finalmente le tiraron una manta encima para que no vea. Uno de los sujetos procedió a registrar toda la casa, mientras el otro se quedó con la víctima. Finalmente lograron sustraer cadenas de oro, anillos, perfumes varios y una caja de cubiertos de plata o simil plata que se hallaban dentro de una caja de madera forrada en su interior con terciopelo, donde estaban guardados los cubiertos. Posteriormente se dieron a la fuga a bordo de un vehículo marca Peugeot color gris.

El 29 de febrero, aproximadamente a las 22:45 hs, tres sujetos descendieron de un VX Gol rojo, en la Ruta Nacional N° 40, a la altura del km. 1900 de El Hoyo. El vehículo, conducido por una cuarta persona, los dejó y se fue del lugar. Los tres sujetos se dirigieron a una vivienda en la que estaba la pareja de moradores. Rompieron el cristal de la ventana frontal de la vivienda, ingresaron, arrojaron a ambos ocupantes de la vivienda al suelo y los maniataron con cintos, cables y prendas del lugar. A la mujer le colocaron una frazada en la cabeza para que no vea.

Los asaltantes revisaron toda la casa, al mismo tiempo que les pedían a las víctimas que les entreguen el dinero y las claves de ingreso al supermercado que se encuentra en el mismo predio. También revisaron un vehículo que estaba estacionado en el patio de la propiedad. Encerraron a las víctimas en el baño, dejándolas maniatadas y se fueron raudamente del lugar, ascendiendo al mismo vehículo que los había dejado, llevándose teléfonos celulares, llave de arranque del vehículo que estaba en el lugar, anillos de oro, billetera con documentación y tarjetas, dinero en efectivo, relojes y otras joyas.

El 5 de marzo a las 22:05 hs., los cuatro imputados ingresaron encapuchados y portando armas de fuego a una vivienda del Paraje Las Golondrinas. Rompiendo un vidrio de la ventana lateral de la casa. Los propietarios decidieron encerrarse en su dormitorio. Pese a que hicieron fuerza contra la puerta para que los masculinos no ingresaran a su habitación, éstos efectuaron un disparo contra la puerta, secuestrándose en el lugar una vaina servida calibre .22, y posteriormente lograron derribarla a patadas, quitándola del marco.

Una vez alcanzado su cometido, dos de ellos accedieron a la habitación mientras que los otros dos se esparcieron por el resto de la casa. En ese momento, tiraron al piso a las víctimas, le pegaron al varón con el arma de fuego en la cabeza, maniataron a ambos, con ropa y cables de teléfono celulares que encontraron allí. Le siguieron pegando al varón, en varias oportunidades y lo patearon mientras estaba tirado en el piso. Revisaron toda la vivienda y sustrajeron teléfonos celulares, una mochila que contenía documentación varia y otra con una cuantiosa suma de dinero. Antes de retirarse les exigieron a las víctimas la llave de su camioneta que estaba estacionada frente a la vivienda, con la intención de huir en ella. Los cuatro subieron e intentaron arrancarla, pero no pudieron maniobrarla, motivo por el cual se dieron a la fuga corriendo por el callejón Los Ñires hacia la Ruta 40. En la huida, uno de ellos fue detenido por personal policial a apenas 400 metros de la escena y a 100 metros de donde los autores se descartaron de una mochila con dinero, prendas de vestir, una llave de VW Gol y un arma de fuego calibre .38.

El 8 de marzo, alrededor de las 21:30 hs, un vehículo abordado por al menos tres sujetos

con arma de fuego se estacionó sin luces frente a un domicilio del Paraje Las Golondrinas de Lago Puelo. Dos sujetos intentan cruzar el alambrado a la altura del pilar de gas. La dueña de casa alimentaba a los perros en el patio y advirtió la situación. Entró corriendo a la casa, tomó el celular y dio aviso a la policía. Luego salió al patio, se escondió en unos arbustos y gritó que había dado aviso a la policía. Frente a esta situación, el vehículo se retiró por el callejón en dirección a la Ruta Nacional N° 40. A las 21:49 hs., un oficial se encontraba de franco en su domicilio sito en Paraje Las Golondrinas, cuando recibió una llamada por whatsapp del cabo que estaba en la Comisaría de Lago Puelo. Este le advertía que se habría producido un asalto en el Callejón del Viento ubicado en el mismo Paraje, sin mayores precisiones. El oficial salió de su casa vestido de civil, portando su arma reglamentaria, abordó su vehículo particular y luego de transitar aproximadamente un kilómetro desde su casa por camino ascendente de montaña, al circular por el Callejón del Viento, observó venir de frente un vehículo Chevrolet Corsa, cuatro puertas, color gris, con luces blancas, con varios ocupantes que tenían las cabezas cubiertas con capuchas, a medida que se acerca vio que el conductor tenía capucha tipo marrón, cara delgada, de pómulos prominentes (huesudo) y el acompañante más robusto, cara blanca con barba crecida en el mentón. Esto le llamó la atención, más aún porque no era un vehículo de la zona y estaba en el sector donde le informaron que se estaba produciendo el delito.

Puso su vehículo frente al Corsa, logrando que se detenga. El oficial descendió y se paró frente a su vehículo, dándoles la voz de “alto policía”. El Corsa reacciona dando marcha atrás violentamente, se posicionó con su lateral derecho hacia la camioneta, quedando de forma oblicua a unos tres metros de ella. En esta circunstancia, un sujeto que estaba en el asiento trasero derecho y con la ventanilla baja, sacó un arma de fuego, apuntando en dirección al oficial y disparó. El proyectil impactó en el faro delantero izquierdo de la camioneta, rompiendo el cristal y fragmentándose en el interior, esto es a apenas 50 cm. del oficial. Inmediatamente después, el Corsa arrancó, pasó por el costado derecho de la camioneta, el oficial repelió la agresión efectuando dos disparos en dirección a la parte baja del vehículo, ambos impactan en el sector derecho del paragolpe trasero, uno lo atravesó y el otro perforó el plástico, ingresó al neumático, rompió la llanta de aleación y salió. Los sujetos huyeron en dirección a la ruta y el oficial no logró alcanzarlos.

A unos 200 mts. los delincuentes arrojaron desde el vehículo un arma de fuego cargada con 7 cartuchos a bala y 2 vainas servidas. El oficial que tuvo un accidente con su vehículo, descendió a apie hasta llegar a la casa de un vecino, pidió señal de wifi y a las 22:11 hs. dio aviso de lo ocurrido por a la Comisaría. Mas tarde serían aprehendidos en la zona de Radal.

El rápido accionar de la policía de El Hoyo y Lago Puelo, la DPI y el GRIM, posibilitó la detención de los presuntos autores y la recolección de importantes elementos de prueba.

Comentários no Facebook