Mató a su novia médica porque creyó que le había contagiado coronavirus

Maurizio de Lucía, fiscal de Messina, reveló que las pruebas que ambos se hicieron por coronavirus resultaron negativas.

La médica italiana Lorena Quaranta y Antonio de Pace tenían tres años comprometidos. Ella se desempeñaba como médica y él como enfermero, en un hospital ubicado en Sicilia, en Italia.

Ahí, ambos luchaban para contener el brote de coronavirus y auxiliar a los contagiados que en este momento ya acumulan los 132 mil.

Hubo un momento en que Antonio se sintió en peligro. Ambos se hicieron las pruebas, sin embargo, antes de que les entregasen resultados el miedo se apoderó de De Pace. El temor a estar contagiado por coronavirus fue tan grande que tomó la decisión de asesinar a Lorena, pues creyó que ella lo había contagiado. Terrible resultó para los investigadores darse cuenta que las pruebas que ambos se realizaron resultaron negativas.

Maurizio de Lucía, fiscal de Messina, reveló que las pruebas que ambos se hicieron por coronavirus resultaron negativas. Cuando las autoridades llegaron al apartamento en donde ambos integrantes del personal de salud vivían, se dieron cuenta que Antonio se había intentado suicidar.

Las muñecas del presunto asesino tenían distintos cortes, por lo que se determinó que intentó quitarse la vida después de asesinar a Lorena, de tan sólo 27 años.

Comentários no Facebook