«Narcos» y «El Patrón del Mal»: la furia del hijo de Pablo Escobar con las series sobre su padre

Sebastián Marroquín explicó sus críticas por la exitosa tira de Netflix y reveló qué hubiera hecho su padre. Las diferencias con la serie colombiana.
pablo-escobar-serie«Yo creo que cambiaría de canal». Así de contundente fue Sebastián Marroquín, hijo de Pablo Escobar, al ser consultado por Infobae sobre cuál sería la reacción del fallecido líder del Cártel de Medellín si tuviera la oportunidad de ver la actual serie «Narcos», emitida por Netflix y muy criticada por la familia del capo narco.

La segunda temporada de la exitosa serie, estrenada en agosto de 2015, está disponible desde comienzos de septiembre. En contraste con la fiebre que generó, el autor del libro «Pablo Escobar, Mi Padre» criticó la producción y aseguró que hubo «falta de responsabilidad» a la hora de contar la historia de su padre.

Fechas incorrectas, personajes inexistentes y errores de concepto fueron algunas de las «28 quimeras» que publicó Marroquín este miércoles en su cuenta de Facebook para corregir las «graves» equivocaciones que muestra la segunda temporada de la serie.

«Claramente no tienen idea de quién es Pablo Escobar. Pero sin embargo han hecho una serie exitosa, contando una historia que no es real. A mi juicio, que estuve ahí, y la viví», señaló el arquitecto y autor colombiano, de 39 años.

En su descargo en la red social, indicó que, a pesar de que su padre ordenó numerosos atentados contra la Policía de Colombia, nunca asesinó «a ningún coronel Carrillo», tal como aparece en la tira. «Ese coronel Carrillo es un gran misterio. Nunca escuché un nombre siquiera parecido y tampoco supe que mi padre haya hecho lo que muestra la serie, el haber asesinado a sangre fría a un policía de ese rango».

«Me sorprende porque me parece que es un personaje inventado. Este Carrillo me parece un invento, un relleno. No sé a quién quisieron representar ahí», agregó.

Otro personaje sobre el que puso foco fue en el fiscal general de la Nación, Gustavo de Greiff. Mientras en la exitosa serie aparece como un funcionario incorruptible, el hijo de Escobar aclaró que la verdad no fue tal y vinculó a la fiscalía con el cártel de Cali, liderado por los hermanos Rodríguez Orejuela.

«El cártel de Cali tenía oficina adentro del edificio de la Fiscalía General de la Nación de Colombia, oficina que nosotros consultábamos y visitábamos frecuentemente, porque cada vez que queríamos hablar con el cártel de Cali había que ir al edificio de la fiscalía», indicó Marroquín, al tiempo que aseguró que en aquel momento su familia estaba siendo protegida «por un grupo de asesinos del Estado», designados por De Greiff.

Entre otros detalles erróneos, el autor colombiano mencionó el caso del robo de la espada de Simón Bolívar: «La forma en que lo muestran en la temporada 1 no es real ni de cerca. Esa espada la recibe mi padre de regalo, y me la da a mí posteriormente. Se la regala el M19 en gratitud por haber financiado la toma del Palacio de Justicia».

También repudió que su tío, Carlos Arturo Henao, sea mostrado como un narcotraficante que vivió en Miami y que «se haga creer» que su madre, Victoria Eugenia Henao Vallejo, haya conseguido un arma para seguridad personal.

En ese marco de imprecisiones y equivocaciones, el arquitecto radicado en Argentina fustigó que la historia de su padre haya sido «manipulada».

«Creo que han tratado con mucha liviandad una historia muy delicada. Hay miles de víctimas que merecen respeto (…) En lo personal creo que esta historia se puede contar muy bien sin necesidad de caer en el juego de la manipulación y de la tergiversación de los hechos», aseveró.

Pero, a diferencia de otras producciones que también se dedicaron a mostrar la historia del narcotraficante más poderoso de la historia, como el caso de «El Patrón del Mal», también de gran éxito, Marroquín reconoció que «‘Narcos’ es la menos peor».

«Por lo menos en Narcos empezamos a ver la punta del iceberg de la violencia en Colombia, y es cómo la policía hacía asesinatos selectivos y masacres de manera indiscriminada en todos los barrios de Medellín (…) La policía que muestra ‘El Patrón del Mal’ parece la Guardia Suiza».

El hijo de Escobar, quien añadió que a su padre le han atribuido crímenes que no cometió, aseguró que en esos tiempos el país sufría una policía «hostil y violatoria a los derechos humanos».

La muerte de Pablo Escobar

¿Cómo murió Pablo Escobar? Lo sucedido el 2 de diciembre de 1993 cuenta con diversas versiones. La mayor parte de las publicaciones, documentales e incluso series sobre la vida del líder del cártel de Medellín indican que las fuerzas colombianas abatieron al capo narco.

«A mi padre nadie le pegó ningún tiro de gracia. Mi padre eligió el día y lugar de su muerte, y fue ese, el 2 de diciembre del 93″, aclaró su hijo.

Marroquín recordó los últimos momentos de vida de su padre y criticó la manera en que son mostrados por Netflix.

«Los hechos del 2 de diciembre son bien distintos a lo que muestra Netflix porque ellos muestran a mi madre hablando con mi padre por teléfono, y quien estaba hablando era yo. La última persona que tuvo una conversación con mi papá fui yo», indicó.

De la misma forma, negó que Pablo Escobar les haya enviado radioteléfonos para comunicarse y sostuvo que su padre no fue interceptado por la Policía por la capacidad del cuerpo oficial, sino «porque él se dejó encontrar».

Comentários no Facebook