Teléfono para Lewis: Casación confirmó la anulación de los sobreseimientos

La Cámara Federal de Casación Penal declaró inadmisibles cuatro recursos extraordinarios interpuestos contra su fallo de fines del año pasado, en el que había revocado los sobreseimientos de los imputados en la causa que investiga la adquisición irregular de las tierras del Lago Escondido por parte del empresario inglés Charles Lewis.

En el marco de la causa que investiga la adquisición irregular de las tierras del Lago Escondido, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó la anulación de los sobreseimientos a los imputados, que además del empresario inglés Charles Lewis, hijo de Joe Lewis, comprador de las tierras, están los funcionarios públicos que propiciaron las ventas, entre otros. La denuncia es de 2012 y si bien los hechos se habrían consumado en 1996 y 1997, desde el Ministerio Público Fiscal entendieron que no correspondía el sobreseimiento ya que hay funcionarios públicos involucrados y está el agregado de que las tierras siguen en manos extranjeras.

De esta manera, los fundamentos del fallo se basaron en que se trató de un hecho de revelación tardía, justamente porque ésta es la característica de los casos de corrupción que funda el imperativo convencional de establecer plazos de prescripción amplios para este tipo de hechos, y por tanto la simple invocación de que se ha violado el plazo razonable no puede prosperar. También se destacó que la existencia de funcionarios públicos que hasta el año 2012 han desempeñado cargos públicos ha suspendido el plazo de prescripción y por tanto aún sigue vigente la posibilidad de continuar con la acción penal incoada contra los imputados.

Los hechos en cuestión abarcan cerca de 11.000 hectáreas de tierras del área de seguridad de frontera con Chile en el Sur del país, ricas en recursos y bellezas naturales, que pasaron a las manos inglesas del Sr. Charles Lewis. Por su ubicación estratégica no correspondía que pasen a manos de extranjeros. Para lograrlo, se realizaron maniobras por las que primero se solicitaron autorizaciones en calidad de personas jurídicas nacionales, pero en paralelo se transfirieron las acciones a manos extranjeras. Una vez obtenidas las autorizaciones, la transferencia de las tierras se efectivizó a favor de los extranjeros.
Por este motivo, en la causa están imputados los funcionarios públicos que autorizaron dichas ventas, la escribana actuante, el responsable del Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Rio Negro y las autoridades de las sociedades extranjeras HR properties, Lago Corp, Hidden Lake y el Sr. Charles Lewis. Asimismo, se han solicitado embargos con el objeto de obtener la revocación de las ventas realizadas y recuperar los terrenos vendidos en violación a normas que protegen los intereses de la República Argentina.

Comentários no Facebook