Elon Musk compró Twitter por 44.000 millones de dólares y la sacará de la bolsa

Los inversores recibirán 54,20 dólares por cada acción de Twitter que posean, dijo la compañía en un comunicado este lunes.

El empresario multimillonario Elon Musk acordó comprar Twitter Inc. por $ 44 mil millones, utilizando uno de los acuerdos de compra apalancada más grandes de la historia para privatizar una plataforma de redes sociales de 16 años que se ha convertido en un centro del discurso público y un punto álgido en el debate sobre la libertad de expresión.

Los inversores recibirán 54,20 dólares por cada acción de Twitter que posean, dijo la compañía en un comunicado el lunes. El precio es un 38% más alto que el cierre de las acciones el 1 de abril, último día hábil antes de que Musk revelara una participación significativa en la empresa, lo que provocó un repunte de las acciones. Las acciones de Twitter se detuvieron por la noticia.

Musk, uno de los usuarios más prolíficos de Twitter con más de 83 millones de seguidores, comenzó a acumular una participación de alrededor del 9% en enero. Para marzo, había intensificado sus críticas a Twitter, alegando que los algoritmos de la compañía están sesgados y las fuentes están repletas de publicaciones basura automatizadas. También sugirió que los bots inflaron el crecimiento de usuarios de Twitter. Después de rechazar una invitación para unirse a la junta directiva de la compañía, el 14 de abril se ofreció a hacer de Twitter privado, diciendo que haría de la plataforma un bastión de la libertad de expresión y dejó caer otras pistas sobre los cambios que haría como propietario.

Las ideas iban desde lo práctico, por ejemplo, permitir que los usuarios editen tuits y combatir la propagación de bots, hasta lo peculiar, como una propuesta para convertir la sede de la empresa en San Francisco en un refugio para personas sin hogar.

“La libertad de expresión es la base de una democracia que funcione, y Twitter es la plaza de la ciudad digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad”, dijo Musk en el comunicado del lunes. “Twitter tiene un enorme potencial; espero trabajar con la empresa y la comunidad de usuarios para desbloquearlo”, agregó.

El acuerdo fue aprobado por unanimidad por el directorio de la compañía y se espera que se complete a finales de este año. Musk aseguró 25.500 millones de dólares en deuda, préstamos y proporcionará alrededor de 21.000 millones de dólares en capital para financiar el acuerdo, según el comunicado.

Pasar a ser privado marca un cambio dramático para una empresa que comenzó como un servicio de mensajería para compartir sus actualizaciones de estado con amigos, pero rápidamente se convirtió en una forma para que las personas transmitieran publicaciones cortas de 140 caracteres o menos a un público seguidor. Twitter prendió fuego entre políticos, celebridades y periodistas y ocupó su lugar junto con los incondicionales de las redes sociales Facebook y YouTube como abanderado de una nueva forma más interactiva de usar la web que se conoció como Web 2.0.

Luego de su nacimiento en 2006, la compañía superó una serie de crisis, incluida la agitación de la gerencia que provocó la destitución del cofundador Jack Dorsey en los primeros días de Twitter y su eventual regreso en 2015. Después de una oferta pública inicial en 2013, la compañía consideró vender en 2016, atrayendo el interés de empresas desde Walt Disney Co. hasta Salesforce Inc. Dorsey en 2020 se enredó con un inversionista activista que obligó a Twitter a establecer objetivos de crecimiento específicos y agregar una mayor responsabilidad a la junta. Eso sirvió como catalizador para la eventual segunda partida de Dorsey para que pudiera concentrarse en su otra compañía, la compañía de pagos digitales Block Inc.

Comentários no Facebook