Locomotora reconvirtió su gimnasio en un centro de ayuda social

Jorge Castro, excampeón mundial de boxeo, reconvirtió su gimnasio en Capital Federal: ahora es un centro de ayuda social para los vecinos afectados por la pandemia.


Hoy en día hay que cuidarse, el Covid está en todo el mundo no solamente en Argentina. Tenemos que tratar de hacer lo mejor posible”, avisa Jorge “Locomotora” Castro, el exboxeador campeón del mundo hoy radicado en Capital Federal.

“Tengo un gimnasio y no lo puedo abrir por lo que decidí ayudar a la gente. Los días martes hacemos una olla popular; los miércoles entregamos alimentos no perecederos, los jueves repartimos ropa y cada viernes hacemos la olla del “Gimnasio de Locomotora”. Aunque se entregan números y hay un mecanismo de organización, suele haber entre seis y siete cuadras de cola para acceder a esta ayuda solidaria.

El “Roña” cada sábado retira mercadería del Mercado Central, alrededor de 1.200 kilos y desde ahí, pone en marcha una maquinaria que incluye a familiares y amigos. “Con eso intentamos hacer algo con la gente que más lo necesita”.

En promedio son 400 las personas que se acercan a retirar su comida y cada miércoles es el propio exboxeador quien supervisa la entrega gratuita de arroz, azúcar, yerba, fideos; aceite y demás elementos.

“Empezamos con un grupito de 40 hasta que se fueron sumando más y más. Hoy en día hay 6 o 7 cuadras de cola para retirar mercadería o elementos no perecederos. Quizás en el centro de las grandes ciudades está todo lindo pero siempre hay que mirar a los costados porque ahí está la pobreza”, indicó Castro en diálogo con el programa “Fase Cero”.

“La gente en la calle me quiere igual como me quiso siempre, pero valoro que todos te agradezcan lo que se hace. Son todas personas grandes que en la mayoría de los casos, me vio boxear. A los pibes, los menores no le damos nada porque ya nos pasó que después terminaron vendiendo la mercadería que les regalábamos en la calle”. La necesidad es tanta que la distribución se realiza con rapidez y la demanda es incesante incluyendo entrega de lavandina, alcohol en gel y demás insumos requeridos en tiempos de emergencia sanitaria.

La “movida” que arrancó formal, no para de crecer. “Yo empecé por mi cuenta, poniendo de mi bolsillo. Un día fui al Mercado Central y un amigo me recomendó puestos que me podrían dar una mano; fui y me daban de a mil kilos de mercadería. Lo trajimos al gimnasio para embolsar de a 6 o 7 kilos y la gente viene a buscar. Se sumó el marido de Pampita; la Municipalidad de Lomas de Zamora y el Cuervo Larroque”, indicó.

A pesar de hacer el bien, al “Roña” Castro lo asaltaron hace algunas semanas, a punta de pistola. Y aunque la situación lo incomodó, terminó proponiendo que los mismos delincuentes asistan a su gimnasio para entrenar y conocer “otra” vida, lejos del robo y las adicciones.

“La gente me quiere pero hay tipos que están redrogados y no les importa nada. Me asaltaron y como estaban tan mal, pasaron por el frente de mi gimnasio y yo los reconocí; fui y lo saludé un rato”, dijo con un tono sutil, bien de barrio respecto a la suerte de quien sustrajo sus elementos. “Todo se recupera pero si te quitan la vida, eso no se recupera más”.

“La tecnología está adelantada y hacemos lo mejor posible para estar conectados; hacer notas y estar en Zoom cuando me lo piden. No viajo a Caleta pero siempre estoy en contacto siempre con mi familia”.

Castro se mostró optimista ante la inminente reapertura de gimnasios de boxeo lo que le permitirá recibir de entrada a más de doscientos alumnos.

Con la propuesta fallida de volver a boxear (“Querían una revancha con Jhon David Jackson pero para mí no era porque le gané dos veces…”) y muchos proyectos mediáticos, a “Locomotora” le atrae la serie de Netflix en la que contarían su vida.

Serie en Netflix

“Me hablaron para hacer una serie. Vamos a viajar a Santa Cruz para poder hacerla. El proyecto está bueno para que la gente conozca quién fue el Roña Castro. Hoy no se puede viajar pero apenas se pueda, iremos a filmar al sur. Yo lo voy a relatar; contaré mi vida y explicaré en una serie como la de Carlitos Tévez. Igual solamente hay que contar algunas cosas nomás. Si no, terminamos presos”.

Comentários no Facebook