Torres apuntó contra Javier Milei y su asesor Santiago Caputo

El Gobernador adelantó que se reunirá con otros mandatarios del sur del país para tomar “una medida en conjunto”.


En medio de la fuerte puja entre las provincias y el gobierno de Javier Milei por el reclamo de Chubut respecto del dinero de la coparticipación, el gobernador de esa provincia, Ignacio Torres, insistió en los motivos detrás de su reclamo a la administración libertaria y afirmó que a su provincia se la está “ahogando” financieramente. También reveló que el expresidente Mauricio Macri intentó bajar la tensión tendiendo un puente hacia el Ejecutivo, pero que fracasó.

Con respecto a la decisión que tomó de amenazar con frenar la entrega de la producción petrolera que genera debido a que “el Ministerio de Economía retuvo $13.500 millones” a esa provincia, Torres aseguró que no es “una decisión personal, sino de toda la ciudadanía de la provincia”. Afirmó que en el acto en Comodoro Rivadavia en el que habló al respecto “no había solo sindicatos, sino también familias, jubilados, cámaras de petroleros”.

En este marco el gobernador indicó que las razones detrás de su reclamo tienen que ver con una “decisión de toda la provincia” y que el conflicto con el Ejecutivo se da a pesar de la voluntad de pago de la deuda y de que Chubut pudo comenzar las clases luego de seis años. “No es un problema político partidario, se trata de una preocupación ante una avanzada de un desprecio poca veces visto. No tengo recuerdo con el que pueda comparar cómo un Presidente odia tanto a un esquema federal. Es verdaderamente preocupante”. Tras ello se refirió a los problemas que encontró al llegar al Ejecutivo de la provincia y afirmó, en línea para justificar su postura: “Por primera vez en 10 años conseguimos que empiecen las clases con mucho esfuerzo, diálogo y esfuerzo fiscal gracias a un esquema de austeridad mayor al que hizo el gobierno nacional. Los últimos seis años tuvimos apenas un año y medio de clases, hay una generación que perdió la única herramienta que le permite defenderse. Lapidaron todo en nuestra provincia”

“Por Twitter son muy guapos pero no vi que dieran una pelea para terminar con las verdaderas mafias.”, expresó de nuevo contra la administración libertaria el gobernador en otro tramo de la entrevista este sábado.

El mandatario chubutense se defendió asimismo contra los embates del Ejecutivo porque asegura que su provincia sí muestra voluntad de pago de las deudas. “El gobierno nacional decidió de manera deliberada e ilegal e inconsulta retenernos tres escuelas por día, ayer nos retuvieron 9 mil millones de pesos de la coparticipación, que más o menos es la mitad de nuestra coparticipación. Tenemos superávit primario, no tenemos un problema de caja, pero el ahogo financiero que hace el Gobierno es adrede y extorsivo, incluso mis diputados votaron a favor de la ley [ómnibus]”, sostuvo en diálogo con Radio Mitre.

En ese sentido, lanzó una dura crítica al principal asesor del Presidente, Santiago Caputo: “La frustración que nos genera ver la soberbia patoteril del Gobierno, donde todo pasa por un personaje que no conoce la Argentina y no laburó nunca en su vida, que es Santiago Caputo, que le dice al Presidente que tiene que pelearse con los diputados, con gobernadores, con medios, periodistas y cantantes. No quiero tener un presidente que fomente el odio. Quiero un presidente que con firmeza resuelva las cosas pero con respeto. Esos tuit chabacanos nos hacen quedar muy mal. Muchos estamos desilusionados”, afirmó.

“Es nefasto [Santiago Caputo]. Se prioriza cuántos likes tenés en Twitter. Suben al ring a gente que quiere ayudar, como nosotros, porque creen que la ética de la pelea contra una casta ficticia, que nunca tuvieron coraje para pelear en serio, es lo que verdaderamente les garpa. Pero en algún momento la gente pide resultados. No pueden poner videos con Inteligencia Artificial cuando la mitad del país es pobre y las provincias somos las que aportamos los dólares que tanto necesita Nación. No me pueden explicar por qué se pelean con todos”, agregó.

Además, Torres reveló que el expresidente Macri intentó ser el nexo entre la provincia y Nación. “Mauricio desde el momento uno está colaborando, tratando de tender puentes y es frustrante ver que del otro lado no hay respuesta. En el Gobierno se desconocen entre ellos. No queremos un beso de Nación, pedimos respeto para las provincias”, indicó.

Finalmente, el gobernador adelantó que este sábado se reunirá con mandatarios de provincias del sur para “tomar una decisión en conjunto”. “Ya estamos cansados del destrato, de la agresión, de la violencia y de que se quieran llevar puestas a las provincias. Hoy vamos a tener una deliberación y lo que decida Chubut lo vamos a tomar en todas las provincias patagónicas”, sentenció.

Sus declaraciones de hoy tuvieron lugar luego de la fuerte reacción que mostró que el viernes, cuando luego de que el Gobierno lo acusara de realizar una “amenaza de carácter chavista”, Torres lanzó en diálogo con LN+: “Que me manden a la gendarmería, que me metan preso. Me eligieron para defender los intereses de los chubutenses y es lo que estoy haciendo. El miércoles, si no está la solución para los chubutenses, se paran todos los yacimientos”.

El reclamo de Chubut
La tensión entre el Gobierno y la provincia del sur del país se elevó después de que el gobernador del Chubut amenazara el viernes con interrumpir desde el próximo miércoles la salida de petróleo y gas de la provincia si el Ministerio de Economía de la Nación “insiste con retener de manera indebida la mitad de la coparticipación” que le corresponde a su distrito, ante lo cual el Gobierno advirtió que una medida de ese tipo sería “absolutamente ilegal”.

”Si para el miércoles no nos quitan la pata de encima, no va a salir un barril más de petróleo de Chubut para la Argentina. Y ahí te quiero ver”, desafió el gobernador de la provincia, la segunda cuenca hidrocarburífera del país.

En la previa de su viaje a Washington, el presidente Milei salió al cruce del mandatario provincial y a través de su cuenta en la red social X le advirtió que va a cometer un delito previsto en el artículo 194 del Código Penal. ”Nachito, no te hagas drama que lo vamos a resolver en la Justicia… De paso aprendé a leer un contrato de deuda así te evitás quedar en un muy ridículo off-side… Ánimo! Ya aprenderás…”, posteó.

Tras ello el chubutense le respondió. ”Presidente, quiero decirle que, a diferencia de otros, yo no le tengo miedo. No vamos a ceder ante sus insultos, amenazas o aprietes. No creo en la violencia y voy a defender a los chubutenses hasta las últimas consecuencias”, replicó Torres en la misma red social. ”Usted tiene que gobernar para todos los argentinos, para eso lo votaron. A mí me eligieron para defender los intereses de mi provincia y así lo voy a hacer”, sostuvo.

La declaración de Torres también recibió la inmediata réplica del ministro del Interior, Guillermo Francos. “Creo que le salió eso en un discurso apasionado. Entiendo que pueda estar molesto, pero creo que cuando reflexione se dará cuenta de que no lo puede hacer. Si lo hace, estaría cometiendo un delito”, indicó el funcionario en diálogo con LN+. Francos negó que el Gobierno haya “retenido” fondos coparticipables a Chubut y señaló que la provincia “tomó un préstamo de la Nación que garantiza con fondos coparticipables y se paga con fondos mensuales; este mes venció una cuota y se la retuvo. El gobernador pidió una prórroga y no se le dio”.

En ese contexto, los mandatarios de las provincias patagónicas emitieron una declaración de apoyo a su decisión, mientras nueve gobernadores de Juntos por el Cambio (JxC) se solidarizaron con la situación de Chubut y pidieron al Gobierno que “envíe urgente los recursos coparticipables que le pertenecen a la provincia”. Por separado, sumaron su respaldo Axel Kicillof (Buenos Aires), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Ricardo Quintela (La Rioja), Martín Llaryora (Córdoba) y Gustavo Sáenz (Salta).

En el texto expresaron que “el Ministerio de Economía de la Nación le retuvo ilegalmente $13.500 millones, más de un tercio de su coparticipación mensual”, y lo enmarcaron como parte de “represalias que se anunciaron luego de que cayera el tratamiento” de la ley ómnibus en el Congreso.

”No es una revancha contra el gobernador del Chubut. Es una afectación a más de 600 mil chubutenses que de esta forma ven afectados su derecho a la educación, a la salud, a la seguridad y al desarrollo”, remarcaron en el comunicado, en el que repudian “tajantemente el ataque que está haciendo el Ejecutivo a una provincia hermana”. Además del propio gobernador de Chubut, el documento fue firmado por los mandatarios de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Santa Cruz, Claudio Vidal; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; de Neuquén, Rolando Figueroa; y de La Pampa, Sergio Ziliotto.

Comentários no Facebook