Bomba: Maradona tendría otro hijo no reconocido en la Argentina

Después del abrazo entre Diego y Junior, en La Plata hay un chico que se ilusiona con también ser aceptado por el Diez. Aseguran que lleva su sangre.
maradona y sus hijosDiego Armando Maradona abraza y besa con fuerza a Diego Jr. y la foto se viraliza por el mundo. A casi 30 años de su nacimiento, el Dios del fútbol por fin reconoce como propio al hijo que tuvo con Cristina Sinagra. «Lo quiero mucho y es parecido al padre», se emociona el Diez. Y una luz de esperanza se enciende en un rincón de La Plata. ¿Querés saber por qué?

Con el correr de los años, y al borde de los 56 pirulos, parece que el ex futbolista está dispuesto a perdonar y a disfrutar del tiempo junto a sus afectos. Hace unos años, el papá de Dalma y Gianinna (fruto de su matrimonio con Claudia Villafañe) y de Diego Fernando (de su convivencia con Verónica Ojeda) le dio el apellido a Jana, una joven que nació producto de una relación extra matrimonial con Valeria Sabalain, quien conoció a Diego cuando trabajaba en un bar de Mar del Plata.

La adolescente (tiene 20 años) ha viajado a Dubai a visitar a su papá y mantiene una muy buena relación con Rocío Oliva. De hecho, acaban de hacer juntas un viaje a Disney. Justamente, la actual novia del ex director técnico de la Selección fue la que organizó el encuentro con Junior.

«Gracias a todos por el cariño de estos días. La gente me llena de orgullo, me paran por la calle, lloran. La cosa más linda para mí es verlo feliz a él, verlo contento, con esta luz en el alma, con esta fuerza que siempre tuvo. No me canso de abrazarlo, de mirarlo, de ver si hace los movimientos que hago yo», empezó diciendo el hijo mayor de Maradona, que nació en Nápoles, el 20 de septiembre de 1986, apenas unos meses antes que Dalma (2 de abril de 1987). Otro que tiene la puerta abierta para ir a visitarlo a los Emiratos Árabes.

La cuenta, hasta ahí, da cinco hijos. Pero habría uno más (sí, un sexto Maradona) que, desde La Plata, se preguntó, ilusionado: «¿Y por qué ahora no me puede tocar a mí?»

En MUY ya te contamos la historia en noviembre del 2014: se llama Santiago, tiene 15 años y es hijo de Natalia Garat, una mujer fallecida en noviembre de 2005, a los 23 años, víctima de un cáncer de pulmón, y criado desde entonces por Marcelo Lara, la pareja de su mamá.

Un año antes de su deceso, Garat inició una demanda de filiación en un juzgado de la capital bonaerense. «Él tiene la certeza de que su padre es Maradona», contó en su momento María González, abogada del tutor del chico. Y explicó que Diego habría seguido muy de cerca la enfermedad de la madre su supuesto sexto hijo y hasta que la habría ayudado económicamente.

«Para preservar al menor, que habiendo perdido a la mamá lo que necesita es contención, la familia ha decidido no continuar con este tema», detalló la letrada. Y parece que la causa estará parada hasta que Santiago pueda decidir por sí mismo ante la Justicia. «Hoy por hoy, la familia quiere que el menor, sabiendo gran parte de la realidad, tome la decisión él de si quiere seguir adelante», añadió González.

Un estudio genético podría confirmar o refutar el parentezco. Sin embargo, sabemos cómo se comporta Diego con ese tipo de análisis: nunca aceptó reconocer a Diego Jr. a través de esa vía, a pesar de que la Justicia de Italia se lo ordenaba. Debió esperar 30 años…

En el caso de este niño platense, pasó lo mismo. El Diez se negó a extraerse una muestra de sangre. Lo explicó la abogada: «Nunca se llegó a hacer. Los anteriores representantes de Maradona lo que ofrecían era un ADN en el marco privado y nunca se hizo la pericia en el ámbito judicial».

¿Entonces son seis? A la luz de lo acontecido en los últimos días, la ilusión del pequeño Santiago no se apagará tan rápido.

Comentários no Facebook