La Corte Suprema declaró inconstitucional la ecotasa de Bariloche

El tributo municipal no cumple con los principios constitucionales, según el fallo del Máximo Tribunal.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, siguiendo el dictamen de la Procuradora Fiscal Laura Monti, ha revocado la sentencia del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, que había rechazado una acción de inconstitucionalidad presentada por hoteleros contra la ordenanza municipal que creó la «ecotasa». Este tributo se cobra a los turistas que pernoctan en la ciudad de Bariloche.

Según el fallo del Máximo Tribunal, la ecotasa establecida por la Municipalidad de Bariloche no cumple con la individualización concreta de la actividad estatal que justifica la obligación tributaria, ni con la efectiva prestación de los servicios a los contribuyentes. Por lo tanto, consideraron ilegítimo su cobro, al ser contrario al artículo 17 de la Constitución Nacional.

La causa llegó a la Corte luego de que el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro desestimara la acción de inconstitucionalidad promovida por representantes de establecimientos hoteleros de Bariloche contra el municipio. Estos hoteleros buscaban que se declarara la inconstitucionalidad de las ordenanzas locales que establecieron la «ecotasa».

El tribunal provincial había aceptado las justificaciones relativas a la degradación ambiental atribuida al turismo, lo que respaldaba la creación del tributo municipal.

En específico, la acción de inconstitucionalidad se dirigía contra los artículos 363 a 371 de la ordenanza 2374-CM-12 (t.o.) y la ordenanza tarifaria 2375-CM-12 (t.o.), que establecen un tributo por el cual se exige a los turistas una contraprestación por diversos servicios turísticos. Los responsables de establecimientos de alojamiento actúan como agentes de percepción de este tributo.

Los hoteleros argumentaron que la normativa municipal desconocía los principios constitucionales de las tasas retributivas, en especial la prestación de un servicio individualizado y la proporcionalidad entre su cuantía y el costo del servicio. Sostuvieron que esto viola el principio de igualdad, ya que impone arbitrariamente una carga tributaria a una categoría de sujetos por servicios brindados de manera general. Además, alegaron que, bajo el ropaje de una «tasa retributiva», se instauró un impuesto encubierto, contrario a la ley 23.548 de coparticipación federal de impuestos.

La sentencia de la Corte, que adhiere al dictamen de la Procuradora Laura Monti, establece que la contraprestación cobrada a los turistas en Bariloche no cumple con la concreta individualización de la actividad estatal que justifica la obligación tributaria, ni con la efectiva prestación de los servicios a los contribuyentes.

La Corte recordó un fallo anterior en el que el Dr. Belluscio expresó que si los servicios que se pretenden retribuir por una tasa son prestados uti universi (de forma general), la norma es irrazonable. Esto se debe a que carga sobre ciertos contribuyentes la manutención de servicios públicos que benefician a toda la comunidad, consagrando así una manifiesta iniquidad.

Este fallo no solo afecta a Bariloche, sino que también establece un precedente significativo para las prácticas de tributación municipal en toda Argentina.

 

Comentários no Facebook