Esto pasa si chocan un auto moderno y otro con ingeniería de hace 30 años

El impacto lo protagonizaron dos Nissan, un Versa y un Tsuru, que se fabrican en México. El resultado refleja la evolución de las arquitecturas de los autos frente a un accidente. Los videos son más que reveladores.
autos-nuevo-y-viejoHay gente que aún sostiene que los autos de antes eran más resistentes que los de ahora. Nada más alejado de la realidad. Si bien en accidentes menores modelos antiguos pueden sufrir menos daño que los actuales, en choques fuertes los resultados pueden ser devastadores en vehículos viejos. Eso lo demuestra claramente el crash test frontal  entre un sedán moderno y otro con ingeniería de hace 30 años.

Los protagonistas fueron dos modelos de Nissan que se fabrican en México: un Versa, que se vende en nuestro mercado, y un Tsuru, modelo que se fabrica desde 1984 en el país azteca. Concebido en 1982, el Tsuru no es otro que el Sentra original y que tuvo en un gran éxito en tierras mexicanas. De hecho, es el modelo más elegido por los taxistas, debido a su precio accesible (cuesta un 30 % menos que un Versa) y su bajo costo de mantenimiento.

Luego del impacto, con ambos vehículos circulando a 64 km/h y chocando de frente sobre un 50 % de cada trompa, el habitáculo del Tsuru perdió completamente su forma del lado del conductor, mientras que el del Versa quedó prácticamente intacto. En las tomas del interior del video de la prueba se aprecia claramente cómo la cabeza de muñeco impacta contra el volante y contra la estructura de la plancha de a bordo. Un golpe que a una persona le produciría la muerte.

nissan-tsuru_claima20161030_0037_17Las estructuras de los autos modernos están pensadas y desarrolladas para absorber la mayor energía posible durante un impacto. Es por eso que «se rompen» tanto. Distintos elementos ocultos detrás del paragolpes se van arrugando para disminuir la fuerza del choque. La energía que no se puede anular es desviada por arriba y por abajo del habitáculo, para que no llegue a los ocupantes.

nissan-versa_claima20161030_0038_17La prueba fue realizada por el Instituto de Seguros para la Seguridad en Carretera de los Estados Unidos (IIHS por su siglas en inglés), el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP), y su equivalente mundial (Global NCAP). Se llevó a cabo en en la sede del IIHS, en Virginia, EEUU.

Unos días antes del anuncio de los resultados de la prueba, Nissan comunicó que va a dejar de fabricar el Tsuru en mayo de 2017. Para Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP, «la prueba de choque “auto a auto” demostró por qué estos vehículos deberían ser retirados del mercado. En abril de este año publicamos un informe el cual adjudicaba al Tsuru al menos 4.000 muertes en México entre 2007 y 2012. Si bien damos la bienvenida al anuncio de Nissan, ¿Por qué deben esperar hasta mayo de 2017 para dejar de comercializar este modelo tan inseguro?”.

Comentários no Facebook