La declaración de una amiga de Nahir y los cuatro puntos oscuros que la complican

La adolescente reveló ante la Justicia algo que le había contado la detenida antes del crimen.

Poco a poco, los amigos de Nahir Galarza y Fernando Pastorrizo comenzaron a romper el silencio. Todos los días, los chicos pasan por la fiscalía y aportan pruebas para esclarecer el panorama previo al homicidio ante el fiscal de la causa, Sergio Rondoni Caffa.

Ahora, una amiga de la joven de 19 años imputada por el asesinato de su novio, reconoció que la rubia le había confesado que su padre le había enseñado a disparar. De hecho, Fernando murió con el arma reglamentaria de Marcelo Galarza, oficial principal de la ciudad de Gualeguaychú.

“Una de las amigas que ha declarado manifestó que tenía conocimiento, que esta chica disparaba armas, que se lo había dicho”, reconoció el fiscal, al tiempo que reconoció: “No quedó bien clara la situación cuando ella relata, porque no recordaba si alguna vez había visto a la imputada disparar o le había mostrado un video; o si había subido un video”.

La investigación se centra ahora en si hubo premeditación, algo que podría agravar aún más su imputación. De hecho, la propia Nahir reconoció que, antes de juntarse con Fernando aquella fatídica madrugada, tomó el arma reglamentaria de su padre, ubicada sobre la heladera. Esta declaración complicó a Galarza, quien ahora tiene un sumario abierto dado que los oficiales deben portar consigo el arma todo el tiempo.

«Lo que sí quedó claro es que la imputada le dijo a ella que sabía disparar», reafirmó Rondoni Caffa, y recordó: «El papá de esta chica manifestó que le había enseñado, pero a esta fiscalía no le interesa tanto quién le enseñó”.

La pareja había discutido en la noche del 24 de diciembre. Se volvieron a ver en la madrugada del 29, día del crimen. Los investigadores buscan entender por qué se encontraron y quién convocó a la reunión. De ahí la importancia del peritaje que se está realizando en los celulares de ambos. Del mismo se pudo saber que la última comunicación fue un llamado realizado el 28 de diciembre.

En el último año, Nahir y Facundo habían intercambiado mil mensajes de WhatsApp: un promedio de casi tres por día. Esto también debilita la defensa de la joven, que insiste en que el vínculo entre ellos no era una relación formal ni de larga data.

¿Qué otro dato complica a la rubia? Ella aseguró que lo hizo para defenderse de un ataque por parte de Fernando. “La legítima defensa tiene que ser en el momento del hecho y no premeditada. La fiscalía entiende que esta persona se fue de su casa con un arma para disparar. El cuerpo de ella no tiene lesiones, el cuerpo de la víctima sí las tiene”, concluyó el fiscal.

Comentários no Facebook