Cordillera | Esquel: A los 108 años recibió un implante de cadera

A pesar de las complejidades de la intervención, por la edad avanzada de la abuela, los médicos y familiares decidieron llevar adelante la cirugía. El procedimiento fue exitoso y este jueves la vecina de Puerto Patriada recibe el alta. La operación la realizaron los profesionales del Hospital Público.


Se trata de Dionatila Monsalve, una centenaria vecina y pionera de Puerto Patriada, en la Comarca Andina; que llegó a Esquel esta semana para someterse a una intervención quirúrgica producto de una fractura de cadera.

Los profesionales que intervinieron en el caso fueron los médicos Javier Galván, Juan Ayestarán, Juan Olivieri, Patricio Tigri, Zárate, Diego Rapela, Roxana Haedo y Silvana Ichazo.

El doctor Galván repasó a través de Radio 3 que la mujer de 108 años había sufrido una fractura de cadera y que tras una evaluación no solo de los profesionales sino también de la familia, se decidió llevar adelante la intervención.

“No es fácil contar pacientes de tanta edad pero nos tocó una buena paciente, realizamos la cirugía ayer (martes)”, repasando que en general, cuando se producen fracturas de caderas, “las familias prefieren no operar y se los deja tranquilos”.

En este caso, “se hicieron los estudios prequirúrgicos habituales y por la edad el equipo de anestesia evaluó el caso y habló con la familia y se explicaron los riesgos”, y finalmente se avaló la operación.

Galván detalló que se le realizó un reemplazo parcial de cadera, que “es una cirugía habitual para pacientes de edad avanzada”, y que en este caso no tuvo mayores complicaciones, ya que el procedimiento se realizó en 1 hora 20 minutos.

Por su parte, Cristina Campos, nieta de la mujer, explicó que se encontraban en duda si realizar o no la operación, “hablamos con la familia y los médicos tuvieron una charla entre ellos. Estábamos todos en la misma pero tomaron la decisión de operarla y que no sienta dolor, que era lo principal”.

La mujer reconoció que la abuela “estaba sufriendo muchísimo” con la fractura y se mostró satisfecha con el resultado, “salió todo perfecto -incluso- le cambio el semblante en la misma tarde, por eso nos vamos orgullosos de los médicos”.

Cristina contó que “fue difícil (tomar la decisión) pero teníamos mucha fe y ella nos daba energía de que todo iba a salir bien”, expresó.

Comentários no Facebook