El Bolsón | La ciudad pasa a etapa de distanciamiento social

Finalmente, la Jefatura de Ministros de la Nación aceptó ayer el reclamo del gobierno rionegrino para que la ciudad de El Bolsón pase de aislamiento a distanciamiento social en el marco de la pandemia mundial por coronavirus, otorgándole mayor flexibilidad para el desarrollo de actividades económicas y sociales.

A través de una video conferencia -donde también participó el ministro de Gobierno y Comunidad, Rodrigo Buteler-, la gobernadora Arabela Carreras adelantó la noticia al intendente Bruno Pogliano, quien agradeció las gestiones en tal sentido.

No obstante, se aclaró que “la medida se pondrá en vigencia recién en el transcurso de la semana”. Cabe recordar que El Bolsón estaba incluido en el departamento Bariloche y, aún cuando no tiene casos positivos de COVID-19, ni circulación comunitaria, quedó dentro de las zonas de riesgo catalogadas por el Estado nacional.

“Desde hace varias semanas no registramos casos activos y nuestra situación epidemiológica es similar a otras localidades vecinas del Chubut, lo que nos habilita a tener una mirada comarcal. También esperamos completar las gestiones y llegar a un acuerdo con el gobernador Mariano Arcioni para poder garantizar el tránsito interprovincial para los trabajadores independientes, profesionales, productores y comerciantes que necesitan en forma urgente desarrollar sus actividades laborales”, precisó el jefe comunal. En correspondencia, la gobernación rionegrina confirmó su acuerdo para que el tratado comience a regir a la brevedad.

Barreras

A efectos de levantar los retenes policiales establecidos en el paralelo 42° por ambas provincias, con la consigna de evitar la circulación de todos aquellos ciudadanos que no cuenten con un permiso especial, las autoridades municipales de la Comarca Andina retomaron la semana pasada la propuesta de trasladar dichas barreras de seguridad, sobre la ruta nacional 40, a los parajes Leleque (del lado chubutense) y recta de El Foyel (del lado rionegrino). De esta manera, explicaron que “se podrían retomar los vínculos permanentes y necesarios entre los pueblos de la región, además de que El Bolsón podría controlar mejor el ingreso de gente procedente de San Carlos de Bariloche, con una alta tasa de contagios”.

Al respecto, se indicó que “todos los días se nota el movimiento de vehículos que para evitar los controles del acceso norte a El Bolsón, desvían por la red de caminos alternativos de Mallín Ahogado, donde es prácticamente imposible una vigilancia efectiva”.

También recomendaron “aceitar los protocolos sanitarios para todos los distribuidores que vienen de Bariloche, porque se nota que muchos se han relajado, bajan de sus camiones, manipulan dinero con sus clientes y hasta hemos visto algunos tomando mate detrás del mostrador”.

Distanciamiento social

Respecto a la diferencia de la nueva condición sanitaria, desde el municipio local resaltaron que “el distanciamiento social establece una serie flexibilizaciones para el desarrollo de actividades económicas, industriales, comerciales y de servicios, siempre con el cumplimiento obligatorio de la distancia mínima de dos metros, el uso de tapabocas en espacios compartidos, la higiene y desinfección frecuente de manos y superficies y el estricto cumplimiento a los protocolos de actividades”.

En coincidencia, sobre el fin de semana empresarios de la gastronomía se movilizaron con la intención de habilitar sus locales (fundamentalmente los cerveceros) a partir del 1 de julio. El sector mantiene unos mil puestos laborales, vinculados principalmente al turismo, y sus propietarios vienen manifestando que “en este marco es imposible hacer frente a los salarios e impuestos”. También hay expectativas sobre la apertura del centro de esquí del cerro Perito Moreno, aunque siempre condicionado a las recomendaciones de los equipos de salud.

Clientes

Otro dato importante para el comercio de El Bolsón es “la pérdida de clientes de localidades del noroeste del Chubut, como Lago Puelo, El Hoyo y Epuyén, quienes no pueden llegar por la barrera del paralelo 42°. Estamos en pleno invierno y son recursos que no entran”. Con todo, desde la Secretaría de Comercio del municipio puntualizaron que “sobre 1200 habilitaciones, solo 20 han pedido la baja”.

Asimismo, desde la Secretaría de Desarrollo Social resaltaron que “ya estamos asistiendo a más de 5 mil familias, tanto con bolsones alimentarios, leña y garrafas. La crisis se está haciendo sentir en los barrios y no hay recursos que alcancen”.

Comentários no Facebook