La joven afgana que mató a los asesinos de sus padres como venganza

Qamar Gul, de 15 años, mató a los militantes cuando asaltaron su casa la semana pasada en un pueblo del distrito de Taywara, en la provincia central de Ghor.

Una adolescente afgana que mató a tiros a dos combatientes talibanes después de que ellos asesinaran a sus padres dijo el miércoles que estaba lista para enfrentarse a cualquier otro insurgente que intentara atacarla.

Qamar Gul, de 15 años, mató a los militantes cuando asaltaron su casa la semana pasada en un pueblo del distrito de Taywara, en la provincia central de Ghor.

«Ya no les tengo miedo y estoy lista para luchar contra ellos de nuevo», dijo la adolescente a la AFP por teléfono desde la casa de un familiar.

Los talibanes llegaron cerca de la medianoche, relató y agregó que ella estaba dormida en su habitación, con su hermano de 12 años cuando escuchó que se abría la puerta de la casa.

«Mi madre corrió para detenerlos pero para entonces ya habían roto la puerta», precisó la joven. «Sacaron a mi padre y a mi madre y les dispararon varias veces. Estaba aterrorizada».

Qamar Gul explicó que su hermano ayudó cuando uno de los insurgentes, que parecía ser el líder, trató de defenderse disparando también. «Mi hermano me quitó el arma y le disparó. El combatiente huyó herido pero regresó más tarde», prosiguió.

Para entonces, varios aldeanos y milicianos progubernamentales habían llegado a la casa. Los talibanes finalmente huyeron tras un largo tiroteo.

Comentários no Facebook