Nostalgia: los teléfonos plegables vuelven con fuerza

Lanzamiento estrella a principios de los 2000, el teléfono móvil plegable, ahora en versión inteligente, vuelve con fuerza, y sus fabricantes esperan democratizar este producto de alta gama y multiplicar sus ventas por 10 hacia 2026.

«Clap»: el sonido de la pantalla al cerrarse tiene un aire de nostalgia y a la vez de futuro en los puestos de Samsung, Oppo o Huawei en el congreso mundial de la telefonía móvil (MWC) en Barcelona.

Tres años después del lanzamiento del primer teléfono inteligente plegable en el MWC, comienza a crecer el interés del público por estos aparatos que pueden rondar en promedio los 1.500 euros (unos 1.660 dólares).

El teléfono inteligente plegable «está listo para un mercado masivo, en vista del éxito que tenemos actualmente en China, donde se vende en grandes números», explicó a la AFP Arne Herkelmann, responsable de productos en Oppo, cuyo modelo plegable «Find N» todavía no está disponible en Europa.

«Vemos que es una tecnología que se vuelve cada vez más madura y que sus precios se van volviendo más asequibles, así que definitivamente en el futuro veremos más aparatos flexibles», agregó.

El pionero Samsung, líder incontestable del sector con 87% del mercado, que en 2021 vendió 8 millones de unidades, según la consultora DSCC, promete con sus «Galaxy Fold» y «Galaxy Z Flip» usos solo posibles con una tableta o un computador portátil, gracias a sus amplias pantallas.

«Hemos trabajado con empresas como Disney+ o Google (YouTube) para integrar mejor sus aplicaciones en esta gran pantalla» y así «utilizar al máximo todas las posibilidades del producto», explicó François Hernández, responsable de la división movilidad en Samsung France.

¿De nicho a popular?

¿Pueden estos aparatos tener éxito comercial y romper con el diseño estándar de teléfono impuesto por Apple en 2007 cuando presentó su iPhone, un gran rectángulo con una sola pantalla táctil?

«Más que modificar el mercado, diría que (el modelo plegable) está ofreciendo más opciones a los consumidores», estimó Ross Young, director de DSCC.

El teléfono inteligente plegable sigue siendo de momento un segmento «de nicho» en el mercado global de los teléfonos móviles, con apenas un 0,62% del mercado en 2021, recordó Ritesh Bendre, analista de Conterpoint Research.

«Sin embargo, para 2025, debería superar el 3,5%», señaló.

Todos los fabricantes, desde Huawei con su «P50 Pocket», hasta Xiaomi, Motorola, o Google, prevén incursionar en este segmento. Al punto de que el gabinete DSCC augura que el mercado se multiplique por 10 para 2026.

Apple como detonante

Más allá de precios asequibles y garantías de robustez, sería la llegada de un modelo de Apple, estimada para 2025 por los analistas, lo que podría servir de detonante o punto de inflexión para el mercado de los teléfonos plegables.

«Apple es una empresa enormemente influyente en el mercado de los móviles. Cuando Apple cambió sus productos al 5G, las ventas de teléfonos inteligentes 5G se incrementaron. Cuando Apple entre en el mercado de los plegables, se espera el mismo fenómeno», pronosticó Ritesh Bendre.

«Estimamos que se venderán más de 60 millones de teléfonos plegables en 2025, para cuando Apple haya entrado en serio al mercado», ahondó.

Apple «le añadiría credibilidad al segmento» y «sin duda lo impulsaría», coincidió Ross Young, y sólo restaría saber si la empresa estadounidense apostará por modelos «más o menos costosos».

En esta batalla en ciernes, Samsung lleva ventaja, sobre todo porque ha desarrollado la tecnología necesaria para su funcionamiento.

Samsung «se beneficia de no tener como competidor a Apple y de las dificultades» del chino Huawei, por las sanciones estadounidenses, afirmó Ross Young. La empresa surcoreana «ve los teléfonos plegables como una vía para mejorar su posición frente a Apple y otros competidores», concluyó.

Comentários no Facebook