Torres encabezó este viernes el inicio de sesiones ordinarias en la Legislatura de Chubut

El gobernador, brindó un fuerte discurso en la Legislatura de Chubut.

El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, encabezó este viernes el inicio de sesiones ordinarias en la Legislatura, donde estuvo acompañado de todos su Gabinete, senadores, diputados provinciales y nacionales y la gran mayoría de los intendentes y jefes comunales de la provincia.

En ese marco, Torres brindo un extenso discurso, el cual comenzó haciendo una reflexión sobre el conflicto registrado durante los últimos días con el Gobierno Nacional. «Evidentemente a muchos no les gustó que la Justicia nos haya dado la razón. Y ahora, Chubut es el enemigo por sus fiestas populares, Chubut es una provincia en la que no vive nadie y está llena de guanacos. Chubut está hoy en el ojo de medios nacionales que están haciendo lo imposible para justificar los injustificable, que es que el Gobierno Nacional se equivocó», expresó.

“¿Por qué se equivocó Nación?”, se preguntó el mandatario Provincial. «Por querer avanzar sobre lo que es nuestro y sobre nuestros recursos. Se equivocó por pensar que Chubut no se sabía defender, pero Chubut se defendió. Lo hicimos todos juntos despojándonos de toda mezquindad», respondió.

«Quiero agradecerles a todos los que sufrieron muchas presiones, legisladores, intendentes, empresas, operadores, sindicatos. Agradecerles porque en todo momento estuvieron en contacto conmigo contándome lo que pasaba. La respuesta era siempre la misma, que estaban conmigo y que iban a fondo. No les importó las amenazas, porque entendieron que la provincia está sobre todo. Nosotros no hicimos ni más y menos que defender lo nuestro. Quienes quieran poner en un logar de violencia y agresión están equivocados, nosotros somos dialoguistas, sabemos que la Argentina para salir adelante necesita trabajar y sabemos que necesitamos una agenda de desarrollo y competitividad», manifestó.

«Sabemos también que la intensión manifesta de Nación era llevarse puesta a Chubut para adoctrinar al resto de las provincias. No pudieron hacerlo. Todos los intendentes y jefes comunales vamos a hacer docencia, porque muchos de los que hablan en los medios nacionales no saben lo que pasa más allá de la General Paz, de hecho ponían fotos diciendo que eran guanacos y eran llamas del norte», sostuvo.

Dijo además que «es importante conocer el país y conocer de dónde salen esos recursos, los cuales Nación dilapida sistemáticamente. De nuestra provincia salen muchos de esos recursos. Mucho de ese trabajo y mucho de ese esfuerzo se da en lugares muy hostiles para vivir, aislados energéticamente, pueblos de hasta 1.000 habitantes con ejidos muy grandes y la gran mayoría de ellos viven en los campos. Ellos, una vez al año en los aniversarios de los pueblos tienen la oportunidad de reencontrarse para celebrar su identidad, su cultura y el orgullo de ser chubutense, de revindicar el trabajo y el esfuerzo. Estamos hablando de gente que se levanta mucho más temprano que esos porteños que se ríen de los nombres de nuestras fiestas populares».

«Yo las revindico a las fiestas populares, estoy orgullo y quiero decirles que son las intendencias y las comunas las que realizan un esfuerzo popular para que esas fiestas se hagan, la provincia si puede les da una mano porque el costo fiscal de las fiestas es 0 y generan laburo, dinamizan la economía, fomentan nuestros productos y se muestran nuestros recursos. No entienden nada, ya no saben que hacer para correr el eje de lo importante. Lo importante es que, por primera vez desde hace mucho tiempo, ante la avanzada de un Gobierno Nacional, en un momento de su máxima apreciación popular, nosotros nos plantamos y les dijimos hasta acá», mencionó.

«Nosotros no especulamos con el oportunismo y el costo político de decir si vale o no esta pelea. Si nos tocan nuestros recursos, nosotros la vamos a dar. Chubut no le ganó a Nación, ganó el federalismo, ganó el modelo de país que tenemos que revindicar y alzar la bandera de cada una de las provincias de Argentina. Respeto por el federalismo», añadió.

Por otro lado, destacó el trabajo de la Legislatura porque «hoy estamos en el inicio de sesiones -ordinarias-, pero la realidad es que nunca paramos de sesionar. Quiero destacar el compromiso de todos los legisladores, quienes en pleno receso comprometieron mucho de su tiempo para hacerse presente, para darle al Gobierno herramientas que son fundamentales para poder sacar la provincia adelante. El modelo que funciona no es la agresión, la pelea y la violencia, sino el de sentarse a discutir y explicar los temas. Un modelo no logró nada, nosotros logramos delegación de facultades y la emergencia, y lo logramos discutiendo con distintos bloques modificando algunas cuestiones para hacer de un proyecto de ley algo superador. Ese es el camino que tenemos que seguir, el del diálogo y del respeto. Pudimos sacar leyes que son importantísimas. Solamente en enero y febrero esta Legislatura sesionó 25 horas, mucho más que las 18 horas de trabajo legislativo que hubo en 2023. Está Legislatura va a trabajar mucho más, porque se va a revindicar, va a discutir lo importante y va a tener un rol central en el gran desafío de poner a la provincia en el lugar que se merece».

«Por primera vez en la historia pudimos hacer uso de la banca 28, la del pueblo, para hablarle a toda la provincia y explicarle la situación que estábamos atravesando. En esa explicación poner sobre la mesa también cual es la situación económica y financiera de la provincia», declaró.

BOMBA FINANCIERA
«El detalle de la deuda se compone del 2016: BOCADE 650 millones de dólares, con un saldo de capital de 461 sin contar los intereses; TIDECH 2021 por 111 millones de dólares; bono de conversión 2022 1.850 millones de pesos; y letras de tesoro por 48 millones de dólares», describió el gobernador.

En la misma línea, se refirió a la deuda entre el 2020 y el 2023 con el Fondo Fiduciario y dijo: «se emitieron de manera totalmente irresponsable 44 millones, hoy la deuda la deuda es de 124 millones y fue tomada al corto plazo a tasas obscenas atadas al ser en un contexto de guarismo inflacionario, fue criminal lo que se hizo. Pero no solo eso, sino que los plazos de vencimiento apropósito se concentraron en los primeros meses de la gestión entrante».

«Para resumirlo, en los últimos 13 años se utilizaron ocho instrumentos para tomar deuda y financiar a la provincia, tomando en total 1.269 millones de dólares, de los cuales debemos aún 621 millones de dólares. A esto hay que sumarle también la deuda en pesos de 45 mil millones que, actualmente producto de esos intereses usurarios que la Nación no quiso refinanciar ni tampoco canjear, es en total 126 mil millones de pesos a cancelar en un año. El crecimiento de esta deuda siguió una trayectoria temporal insostenible, ya que se pactó una actualización de capital atada al ser y dejó el equivalente a precio de hoy a cinco veces y media una masa salarial de la provincia», agregó.

Comentários no Facebook