Trelew | Alerta: el 25% de las denuncias de consumidores es por estafas en las compras por redes sociales

“Abren una página por dos o tres días, hacen ventas, capturan gente que no está atenta, cobran un montón de plata y la cierran. Nosotros no tenemos contra quien accionar porque no hay domicilio” resumió el director de Defensa del Consumidor, Fabio Prato, sobre el modus operandi.

El 25% de las denuncias realizadas en Defensa del Consumidor de la Municipalidad de Trelew es por estafas en las compras por redes sociales. La Oficina recibió desde el inicio de la pandemia unas 500. Recomiendan a consumidores chequear si quien vende corresponde a una empresa que acredite existencia. Sugieren informarse sobre su CUIT ingresando a la web. Hay que desconfiar si la cifra es de una persona física y no una firma. Es que muchas personas depositaron dinero confiando en el vendedor, jamás recibieron su producto y la página cerró. No piden “no comprar por Facebook o Instagram” sino “verificar antes de pagar”. Es que a veces se hace el camino inverso: se paga y luego se verifica.

La información fue confirmada a Jornada por el director de Defensa del Consumidor, Fabio Prato. La Oficina no paró de trabajar desde el inicio de la pandemia. “Estuvimos 4 personas a disposición en forma permanente atendiendo el teléfono o evacuando dudas por la web. Agradezco muchísimo al personal de la Municipalidad que trabaja en Sistemas. Nos armaron una página, hay una pestaña en la que se puede armar la denuncia online en la que se tiene toda la información al alcance de la mano para saber cómo se hace una denuncia y además, los libre deuda que nos piden comerciantes”.

Contar con la opción online fue considerada por Prato “una herramienta fundamental” para la toma de denuncias a través del correo electrónico. “La contestación va por la misma vía. Lo que hicimos es evitar el aglomeramiento de gente en la misma oficina”.

Se refirió a la forma en que están trabajando en medio de la pandemia por Covid-19. “La verdad que la estamos llevando bien. Siempre hay alguna consulta. Desde los primeros días de julio tenemos la Oficina abierta. De marzo a julio fuimos abriendo y cerrando según las condiciones epidemiológicas. Lo que tiene de nuevo el nuevo espacio es que las dimensiones de la Oficina y la cantidad de personas hacen que se pueda cumplir el protocolo de distanciamiento acorde a lo que se pide. Tratamos de que la gente no venga para no generar riesgos para nadie”, reveló.

Aseveró Prato que “lo bueno de la comunicación a través de los medios electrónicos es que las empresas también están dando buenas respuestas. Sin eso, no sería lógico tener esta herramienta. Tenemos problemas con aquellos casos que no son empresas. Es la advertencia a la gente”.

Admitió que hubo un incremento de compras vía web debido al cierre de los comercios. “Las personas acceden a plataformas de ventas online pero se usa mucho Facebook e Instagram. Y ahí no hay una empresa que lo avale. Nos encontramos que hacen apariencia de una empresa con fotos que no existen. Hacen ventas, las abren por dos o tres días, capturan gente que no está atenta, cobran un montón de plata y cierran la página. No tenemos contra quien accionar porque no hay domicilio”.

“Hay una cuenta sí a la que se deposita la plata pero hay que hacer una demanda. Estamos hablando de una figura penal. Le pedimos que tenga cuidado a la gente respecto a qué plataforma ingresa y dónde compra. Hay empresas que tienen soportes de seguridad. Si llegara a fallar la venta ellos se hacen cargo. Hay que hacerlo por ese camino”, detalló.

Y agregó: “Se ha incrementado la venta por web porque la mayoría de negocios estaban cerrados. Eso trajo aparejado más denuncias con respecto al transporte de paquetería. Las empresas que vendían aseguraban que lo entregaban en un día determinado y no cumplían”.

“Otra cosa que se dio es que vendían y deshacen la operación. Esto es muy grave porque si están vendiendo, hoy con los sistemas informáticos saben el stock que tienen. Y si vos estás comprando lo que tienen que decir es que no hay más stock: es el ABC de la venta online. Te vendían, te hacían toda la operación, lo descontaban de tu tarjeta y luego dejaban sin efecto la operación. Obligamos a las empresas a cumplir”, aseveró.

Prato recomendó “verificar” si a quien se está comprando tiene respaldo para responder. Es decir, que sea una empresa.

“Hay un CUIT atrás. Por lo tanto, es verificar en la web si esa empresa existe y qué domicilio tiene. Uno tiene que desconfiar cuando lo ponen a nombre de una persona física y no de una empresa. No digo que no compren por Facebook o Instagram. Digo que antes de pagar se verifique. A veces se hace el camino inverso. Primero pagamos y después verificamos. Y luego nos damos cuenta de que hay muchos comentarios diciendo que esa persona no existe y que fueron engañados. Por lo pronto, volcarse en las plataformas de venta. Lo que tenemos que hacer, es notificar lo que realmente pasa, si no se recibe el producto, notificar a la empresa. Hay que seguir los pasos como corresponde”, manifestó.

Se refirió a los números. “Del total de denuncias, un 25% corresponde a este delito de engaños por redes sociales. Es bastante. Hoy estamos con más de 500 denuncias desde que empezó la pandemia en general. Es muy amplio. Se nos dio esto ahora”.

“La gente que no denunciaba por problemas laborales lo hace desde su casa. Es más sencillo que desde su celular lo hace. Hay contactos que no son denuncias, son asesoramiento o no corresponde a nuestra área”, reveló.

Prato deslizó que “la gente confía en nosotros. Le pedimos que ante la duda se acerque. Que nos consulte. Si tienen abogado de confianza, también. Estamos a disposición ante cualquier duda y tenemos la tecnología al alcance para hacer las averiguaciones”, aseveró.

Informó la forma de contacto con Defensa del Consumidor. “La gente puede acercarse a la oficina de lunes a viernes de 8 a 14 (Perito Moreno 729) o ingresan a la página del municipio, a la pestaña Guía de Trámites y ahí aparecemos como Defensa del Consumidor, está la Ley y el trabajo que hacemos nosotros. Está el formulario de denuncia y el libre deuda para el comerciante. Lo que se pide es una fotografía del documento y la documental en archivo PDF o JPG”, concluyó.

Comentários no Facebook