Nación propuso que este año los estudiantes tampoco repitan

Por la persistencia de la pandemia, funcionarios nacionales plantearon en el Consejo Federal de Educación que, al igual que en 2020, los alumnos sean promovidos al nivel siguiente.

Funcionarios del gobierno nacional propusieron en el Consejo Federal de Educación que, al igual que en 2020, todos los alumnos sean promovidos al nivel siguiente, sin “repitencia”, debido a la continuidad de la pandemia y el cierre de las escuelas que se registró en la primera mitad del año y que se estima que persistirá en el siguiente semestre.

El planteo ocurrió el martes en el encuentro que celebraron los ministros de las 24 jurisdicciones y el Ministerio de Nación, que encabeza Nicolás Trotta, generó sorpresa y en algunas provincias cierto malestar, pero no hubo un impacto en la agenda política. De hecho, el funcionario de la Casa Rosada confirmó la idea en televisión y, un día después, el miércoles, su colega porteña, Soledad Acuña lo rechazó de manera enfática en el mismo escenario público:

“Es un desincentivo para estudiar”

En el encuentro nacional, la secretaria de Educación, Marisa Díaz, propuso extender un año más la actual “unidad pedagógica” del 2020 y el 2021. En medio de la pandemia, con colegios cerrados y toda la actividad escolar alterada, se había definido que todos los alumnos pasaran al grado o al año siguiente, sin que las evaluaciones obligatorias acreditaran conocimientos mínimos para la promoción. Ahora, se sugirió que ese mecanismo podría repetirse.

A esa posibilidad se refirió ayer jueves por la noche Trotta, de volver a ir hacia una “promoción acompañada”: “Estamos poniendo el foco en la repitencia. ¿Qué estamos planteando nosotros en la excepcionalidad de la pandemia? No hay promoción automática. Los aprendizajes que quedaron pendientes hay que reorganizarlos con la propuesta de este año. Intensificar los aprendizajes no se traduce en ver lo mismo más rápido, es una propuesta pedagógica distinta, que tiene que garantizar esos aprendizajes con una propuesta distinta en cuanto a los contenidos”.

En ese marco, agregó: “Por supuesto es difícil la situación que estamos transitando y que nuestro sistema educativo tenía enormes dificultades previo a la pandemia. Y tenemos que analizar no solo este año y medio de complejidad sino los 14 años de educación obligatoria”.

A diferencia del año pasado, donde casi todo el país cursó el ciclo lectivo completo a distancia, 2021 sí permitió mayor presencialidad en las aulas. La asistencia es muy dispar entre los distritos. La Ciudad de Buenos Aires, a excepción de la semana de confinamiento estricto, pudo sostener las escuelas abiertas. La provincia de Buenos Aires suspendió las clases presenciales durante dos meses y desde el miércoles retomó el vínculo presencial. En el interior, algunas provincias como Formosa y Santa Cruz, prácticamente no tuvieron presencialidad este año, mientras que otras como Mendoza o Jujuy continúan con clases en las aulas.

Comentários no Facebook